¿Cómo elegir a un buen psicoterapeuta?

Tomar la decisión de ir al psicoterapeuta para muchos es un gran reto. Afortunadamente, con el paso del tiempo se ha convertido en algo natural y se han eliminado muchos mitos sobre las sesiones de psicoterapia . Pero ¿cómo decidir a qué psicoterapeuta acudir?.

Seguramente la primera opción sea pedir opinión y referencias a conocidos que hayan acudido a un psicoterapeuta. Sin embargo, un excesivo contraste de opiniones puede ser un error si nos saturan en la decisión final, ya que la opción más sencilla a tomar va a ser la de no ir a ningún psicoterapeuta.

En este artículo voy a explicar los puntos principales que pueden ayudar en la elección de un buen psicoterapeuta:

1) Comprueba que es un profesional autorizado

Puede parecer una obviedad, pero es necesario comprobar si el psicoterapeuta tiene la formación y titulación adecuada. Ello puede ser tan simple como ver si el psicólogo titulado tiene el número de colegiado en algún Colegio Oficial de Psicología.

2) No te ofusques en la especialidad del psicoterapeuta

Cuando se decide acudir a un psicoterapeuta es porque la persona es consciente de que necesita ayuda psicológica. Un buen psicoterapeuta debe hacer un diagnóstico adecuado y una correcta intervención. Hay distintos psicólogos con distintas especialidades y distintas metodologías. Si es un buen profesional y observa que necesitas otro tipo de psicoterapeuta, te asesorará y te recomendará otro.

3) ¿Hay empatía?

Es muy importante el vínculo que se establece entre tú y el psicoterapeuta. Aunque el psicoterapeuta haya sido recomendado por un amigo o un familiar, si no hay conexión, no se va a avanzar. Una consulta sin empatía es difícil que pueda funcionar.

4) No tomes otros casos como referencia

Sobre la recomendación de un profesional por parte de alguien conocido, no hay que esperar que se resuelva tu problema en el mismo periodo de tiempo ni de la misma forma que sucedió en el otro caso. La confianza con el profesional es vital, se deben seguir sus pautas y confiar en que lo está haciendo de la mejor forma posible para conseguir los mejores resultados.

5) ¿Tu psicoterapeuta se comunica contigo?

La terapia psicológica no consiste únicamente en que vayas a consulta solo a hablar y hablar, y no obtengas ninguna explicación o guía. El psicólogo debe explicarte cómo surgen las emociones, los comportamientos, los pensamientos y cómo afrontarlos. Aunque inicialmente puedas sentir alivio en las primeras sesiones de psicoterapia al desahogarte, es necesario enfrentarte a los problemas para seguir avanzando. Lo más habitual es que entre sesión y sesión de psicoterapia se tengan que seguir algunas indicaciones o realizar algunos ejercicios.

6) Ten suficiente confianza para preguntar a tu psicoterapeuta

No hay que dejar ninguna pregunta sobre el procedimiento, tratamiento o cualquier consulta que consideres oportuna.

7) ¿Sientes mejoría con la terapia practicada?

Es importante tener en cuenta que dependiendo de los problemas, trastornos, situaciones a tratar, etc. los objetivos de la terapia y su evolución serán distintos. Sin embargo, es una buena señal que con el tiempo vayas sintiendo alivio, esperanza.

8) Si no te gusta tu psicoterapeuta, cambia

Si no hay comunicación o sencillamente no te sientes a gusto, lo mejor es cambiar. Es algo tan habitual como puede ser cambiar de médico o especialista en otro sector.

Estas son algunas pautas que considero os pueden ser útiles. Sin embargo, ¿destacaríais algún otro punto a tener en cuenta para elegir a un buen  psicoterapeuta?, ¿qué es lo que más valoráis en un sesión de psicoterapia?

Autor: 
Maria Gutierrez