¿Significa lo mismo un beso para un hombre que para una mujer?

La  respuesta es no, sin duda, y existe una diferencia importante entre hombres y mujeres.

Cuando besamos, nuestro cerebro se activa, y una parte de este, se comporta como si estuviera bajo los efectos de la cocaína. Besar, es la forma más natural de comunicación y contacto entre dos personas que se aman, despierta el deseo sexual entre ambas y las dirige hacia un nivel de intimidad compartido, que da lugar a  los primeros afectos. Del análisis inconsciente que hacemos de estos primeros afectos, deriva la certeza de que una persona es afín a nosotros, nos revela la presencia o ausencia de química  y nos da una idea de cómo sería hacer el amor con esa persona,  motivo por el cual se convierte en un elemento esencial dentro de las relaciones de pareja, símbolo de cariño, deseo y afecto y la mejor herramienta para iniciar un encuentro sexual, siendo una poderosa forma de probar químicamente a nuestro compañero.

La saliva que se intercambia en un beso, contiene cantidades de hormonas que constituyen un indicador de la personalidad del otro y ayuda a juzgar la calidad de un posible compañero  a través del gusto, el olfato y la salud física, es decir, a través de un beso, las parejas harían una especie de casting de apareamiento.

Por tanto, el beso derriba la barrera entre dos personas, y abre el camino hacia la intimidad y el conocimiento íntimo. Es  más importante que el sexo en las relaciones de calidad y  la forma más sencilla de comunicación y amplificación del afecto y el apego

Pero besar, para hombres y mujeres, no significa lo mismo

Los hombres

A la hora de besar, los hombres tendrían un nivel más bajo de exigencias que las mujeres. Son más proclives a mantener relaciones sexuales sin la intermediación de un beso, es decir, ellos pueden tener relaciones sin haber besado previamente, con alguien que besa mal o con mujeres que  encuentran poco atractivas, aunque en lo que más se fijan a la hora de besar es en su rostro, la apariencia de su cuerpo e incluso su peso.

Los hombres besarían esencialmente para ganar los favores sexuales de su pareja, como una forma de profundizar en la relación sexual o como gesto de reconciliación.

Los hombres prefieren los besos húmedos. Tienden más a iniciar con beso francés, iniciar el contacto con la lengua y besar con la boca abierta. Esto se explica porque la presencia de testosterona en la saliva y todo lo que dispara en el cuerpo y en el cerebro un beso, estimula la libido femenina. Cuando esto ocurre, se dispara  el impulso sexual que utilizan para  inducir el deseo sexual en la mujer y recoger los niveles de estrógenos, que les indica su fertilidad.

Además de esto, los besos liberan una gran cantidad de oxitocina en los hombres, que hace que se potencie el vínculo emocional, conducta que lleva al encuentro sexual.

Las Mujeres

Las mujeres dan más importancia a los besos que los hombres, ya que los besos,  les permiten evaluar quién si y quién no podría ser su  pareja sentimental. El hecho de que las mujeres sean más selectivas es parte de la sabiduría de la naturaleza cuyo fin último es preservar la especie y su responsabilidad está en seleccionar bien al hombre que sea capaz de asegurar buenos genes a su descendencia y que se mantengan a su lado en una relación de compromiso por el cuidado y protección de los hijos, motivo por el cual se muestran muy reacias a acostarse con un hombre a quien no hayan besado antes, bese mal, o simplemente el beso no encaje con sus preferencias sensoriales y emotivas. Por tanto, al besar, pueden “leer” a través de todos los químicos y encimas que se desprenden del beso, si la pareja es compatible genéticamente.

Los besos de las mujeres son más suaves, más íntimos y como consecuencia activan más receptores, mandan más señales al cerebro y reciben más información sobre la calidad de los lazos afectivos de la pareja.

Al contrario que los hombres,  las mujeres necesitan haber besado a un hombre antes de tener relaciones sexuales, y sienten  la necesidad de besar  durante y después de un encuentro sexual, y para ellas esto es fundamental ya que al elevarse los niveles de oxitocina, se promueve el apego y gracias a la dopamina, aumenta el amor romántico , les aporta información de la afinidad e idoneidad sexual que puede existir entre ambos, además de datos sobre su salud y su capacidad para procrear.

 

Teresa Vallejo Laso

La entrada ¿Significa lo mismo un beso para un hombre que para una mujer? aparece primero en Psicotesa.

Autor: 
María Teresa Vallejo Laso