4 consejos para estimular tu creatividad

En la creatividad cada uno debe encontrar su camino. Lo que a uno le funciona, a otro puede que no. Y es que no hay dos mentes iguales, aunque tengamos las mismas estructuras y funciones cerebrales. No obstante, algunos consejos pueden ayudarnos a explorar y estimular nuestro pensamiento creativo. En el post 10 consejos para estimular tu creatividad compartí contigo algunas recomendaciones. Continuando con esa entrada, aquí te traigo nuevas recomendaciones.

1. Busca tu tribu pero no dejes de relacionarte con otras

La tribu es el grupo de personas con las que compartes intereses. Encontrar tu tribu es importante porque te aportará seguridad y posibilidades de interacción en torno a los temas que te interesan pero además te puede proporcionar inspiración y la motivación para superar tus propios logros. En todos los dominios, los miembros de una comunidad entusiasta tienden a animarse unos a otros para explorar la verdadera magnitud de sus habilidades. No obstante, hay que tener cuidado con un fenómeno denominado homofilia, que consiste en relacionarnos únicamente con aquellas personas que son semejantes a nosotros. Esto puede hacer que nuestro marco sea tan estrecho que no exploremos otras posibilidades. Por esta razón es bueno provocar nuestra mente manteniendo lazos y conversaciones con miembros de otras tribus. De hecho, en las empresas, las personas que aportan soluciones realmente innovadoras son aquellas que son capaces de trascender sus fronteras naturales, es decir, su isla de mesas o los compañeros de su departamento, tal como explicaba en el post  sobre los lazos débiles entre la innovación y el cambio.

2. No te agobies

Siempre estamos aprendiendo y desarrollando nuestras capacidades por lo que puedes tener la sensación de que no estás al 100% de tus posibilidades. Huye de esta especie de ansiedad existencial. No te castigues pensando que “no estás dando todo lo que podrías”. La autoexigencia está bien dentro de ciertos límites. Si no sabes controlarla, puedes acabar bloqueándote e inhibiendo tu capacidad creativa. Por otro lado, si logras relacionarte con un círculo de personas altamente creativas (la tribu de la que hablaba en el punto 1), tu sensación subjetiva puede ser la de que no estás al mismo nivel que el resto, o bien que no consigues avanzar así que este tipo de comparaciones no te ayudarán.

Las personas funcionamos con un piloto automático que es la comparación social así que todo depende de con quien te compares. Te pongo un ejemplo. Piensa en la luna llena elevándose en el horizonte. Parece enorme y, sin embargo, al cabo de unas horas, cuando brille en lo más alto, que es, de hecho, cuando más cerca estará de nosotros, la veremos más pequeña. ¿Por qué la luna nos parece más pequeña? Posiblemente la vemos tan grande cuando se eleva porque la comparamos con los árboles, las colinas o cualquier otro objeto que aparezca junto a ella en el horizonte. Lo que hace el cerebro es, literalmente, agrandarla en función del contexto. Del mismo modo, un trozo de papel de color gris puede parecernos más oscuro si está rodeado de blanco, y más claro si está rodeado de negro. Por tanto, evita las comparaciones al hablar de creatividad porque puedes obtener una imagen distorsionada.

Captura de pantalla 2015-10-31 a las 10.31.10

3. Acepta la frustración como parte del proceso creativo

La creatividad no es únicamente ese momento de éxtasis en el que tu mente entra en estado de flow. Cuando estamos inmersos en un proceso creativo habrá momentos en los que te sientas incómodo, frustrado, incluso enojado. Si me permites la exageración te diré que si no te duele la cabeza entonces es que no estás pensando lo suficiente. Así que no te creas la versión flower power que no reconoce los momentos de infelicidad, incomodidad o frustración. Los procesos de transformación, como dar a luz, son siempre procesos dolorosos y con la creatividad estamos pariendo ideas.

4. Copia, combina, transforma

Es importante identificar referentes en nuestro sector. A veces pensar en personas que lo hacen mejor o distinto que nosotros puede representar un estímulo para nuestra creatividad. De ahí que sea de gran ayuda la secuencia copia-combina-transforma. En el post sobre “Pretotipado, de la idea al prototipo de mierda” te explico por qué esta secuencia de trabajo permite dinamizar los procesos de innovación ya que cada nuevo desarrollo se asienta sobre los anteriores.

En definitiva, las ideas de otras personas pueden servirte como inspiración y punto de partida. Grandes artistas de todos los géneros han recurrido a esta estrategia en esa búsqueda de inspiración. Por ejemplo, Picasso pintó 58 meninas para experimentar a partir de un modelo conocido.

Si yo vi más allá es porque me he subido a hombros de gigantes. Isaac Newton

Meninas de Picasso

Si te interesa el pensamiento creativo no esperes más y descargarte el e-book gratuito Cómo mejorar tu creatividad.

La entrada 4 consejos para estimular tu creatividad aparece primero en Aprendizaje y conocimiento.

Autor: 
Javier Díaz