5 lecciones que da la vida y una de propina

Hay veces que la vida me asusta (menuda manera de empezar un post, es probable que decidas largarte pero ¡ESPERA!, sigue lleyendo). No es este un post dramático mas bien una reflexión sobre la idea de que: “la vida no da golpes, da lecciones”.

Seguro que a cada uno de vosotros también la vida os ha soprendido de forma inesperada y esa huella que ha dejado, es la lección que quiero que compartas. Yo voy a escribiros sobre mis 5 lecciones que da la vida, de esas, que aun costándome aprender les intento ser fiel.

El tiempo y su velocidad

Recuerdo cuando quería que el tiempo pasara rápido para poder hacer tal o cual cosa y ahora, en esta etapa quiero que se detenga. Pero qué más da lo que yo quiera, las cosas ocurren no sé si por destino o por casualidad pero si realmente hay un destino para cada uno, no me cabe la menor duda que es por casualidad.

El tiempo y su velocidad es una de nuestras mayores preocupaciones. Mientras pasa el tiempo, pasa la vida y mientras pasa la vida, ocurren cosas. La realidad no es lo que hay ahí fuera, sino lo que hago con lo que hay ahí fuera.

Lo que aprendí de cambiar mi vida

Vivir aunque en ocasiones duela

Cuando la vida nos sorprende, no siempre es agradable. Algunos de sus devenires nos arrojan lo peor del otro lado, el dolor es tan intenso que el cuerpo queda estremecido y sin apenas fuerzas para coger aliento. La elaboración del dolor trae la pena y ella, las sensaciones de sufrimiento,vacío, pérdida, miedo…

En ocasiones veo muertos en vida

Emociones encontradas, conflictos internos, cimientos personales que se remueven,…todo parece un caos cuando la vida decide darte algún que otro golpe. Aún así, en lo más fondo de tu ser anida la necesidad de seguir agradeciendo a la vida lo que te da, independientemente de lo que te quita.

No pasa nada por decir que la vida también da miedo, pero no quiero que ese miedo tenga el papel principal en esta obra incierta que es la vida. No es fácil mantener a raya alguno de los pensamientos devastadores que llegan a mi mente en estos momentos de pena…y sé también, que aunque hoy me visitan de esta manera intrusiva vendrán épocas mejores.

5 lecciones que da la vida

Todo pasa, pero mientras pasa duele mucho y no hay otra forma de afrontarlo que no sea doliendo. Ese dolor deja una huella y algo dentro de ti cambia …aprovechemos ese cambio para que lo que parecen “topicazos” sean las lecciones con las que nos instruye la vida

1º – ¡Calidad de vida HOY que es cuando estoy viviendo! El aquí y el ahora, disfrutar el momento. vivir en la vida no correr en la vida

2º – Hacer todo lo que pueda desde el “quiero” no desde el “debo”…

3º – Quiérete, cuídate y perdónate y así, disfrutarás de lo que es amar. Empieza perdonándote a ti mismo, a veces hacemos cosas que no definen quienes somos.

4º- Di que quieres a tu gente, pasa tiempo con los tuyos, pide ayuda,…déjate querer.

5º- Perdona y pide perdón, estamos de paso tanto tu como los otros…el rencor te condena no te libera.

La de propina: Disfrutar de la vida es el mejor homenaje que se les puede hacer a quienes ya no están…os echo de menos

Pues sí, creo que podría quedar resumido en esas premisas la filosofía de vida que quiero, y aunque mis cimientos estén removidos conseguiré la calma, aceptando las lecciones que la vida enseña.

Y a tí, ¿qué lecciones te ha dado la vida?

Libros recomendados que me enseñaron mucho de lo que soy

La entrada 5 lecciones que da la vida y una de propina aparece primero en WebPsicólogos.

Autor: 
Isabel Serrano