6 CONSEJOS PARA SER MÁS ASERTIVO CON TU PAREJA (Y CON LOS DEMÁS)

¿Quién pudiera comunicarse de una manera eficaz con todo el mundo, verdad? Quién fuera capaz de decir lo que piensa sin tener miedo a herir al otro o sin ser demasiado agresivo en el proceso. Especialmente en el ámbito de las relaciones de pareja sucede que la asertividad brilla por su ausencia. Los miembros terminan por arrojar la toalla y caer en una amalgama de comportamientos pasivo agresivos o inhibidos, según el caso. Hoy y siempre queremos evitar que tu relación deje de ser sana por falta de (buena) comunicación. Te damos algunos consejos para ser más asertivo con tu pareja. ¡Esperamos que te ayuden!

1.-El primero de nuestros consejos para ser más asertivo con tu pareja es…bajar la guardia 

Cómo ser una pareja asertiva

Se supone que estás con una persona a la que quieres por lo que no tiene sentido estar a la defensiva a cada comentario que haga. Puede que tú argumento sea algo así como: “pero es que me provoca”. De ser así, ¿en qué va a mejorar vuestra relación si te comportas de la misma manera agresiva? El primer paso para solucionar los conflictos que puedan surgir en una pareja es que uno de los dos miembros sea consciente de que su actitud tiene que cambiar.

2.- La toma de conciencia por parte de ambos y la búsqueda de la asertividad en el discurso

Una vez que uno de los dos sea consciente de que la comunicación en la pareja está cargada de agresividad, llega el momento de que se lo comunique al otro. En estos casos es muy importante que no se culpe al otro. Un ejemplo muy claro de culpar a otro en un discurso es: 

“Tu manera de discutir es errónea”

En cambio, un argumento asertivo rezaría así:

“Me he dado cuenta de que no quiero seguir discutiendo de esta manera. Me gustaría que ambos, empezando por mi, hagamos un esfuerzo para entendernos”

Ante esto, la primera vez es muy probable que la otra persona se sienta, aún así, atacada aunque tú no eres culpable de ello. La manera de conseguir que el otro sea consciente de que ambos sois poco asertivos en vuestra manera de comunicaros es que tú, que ya fuiste consciente, comiences a utilizar las técnicas que siguen.

3.- Utiliza frases en primera persona

Es la lección básica que toda persona que quiera ser asertiva debe aprender. Antes de culpar a cualquier otro, debes anteponer lo que sientes, lo que crees que hiciste mal y lo que te gustaría conseguir con eso que estás diciendo.

Aunque no lo creas existe una gran diferencia entre decir:

“Me sentí mal cuando hiciste esa broma acerca de mí ante nuestros amigos”

A decir:

“Me hiciste sentir muy mal cuando hiciste…”

El objetivo es que el otro se dé cuenta de que ese hecho en concreto te dolió, que no es una cuestión de buscar culpables sino de tratar de suprimir comportamientos que puedan hacer daño al otro.

4.- El disco rallado

Es posible que sea una de las técnicas más conocidas, aunque no es tan fácil de implementar como parece ya que está bastante mal visto que una persona que habla con otro adulto la emplee. Normalmente, tiene un uso común para tratar con niños. Esta consistiría justamente en repetir una y otra vez la misma frase para que la conversación no se desvíe y se pueda llegar a una conclusión en un tema concreto.

5.- El interrogante asertivo

Pareja asertiva

Esta herramienta es, sin duda, una de las más útiles. Consiste, básicamente, en responder a la pareja que está empleando un estilo de comunicación agresivo con una pregunta. Si la pareja estaba haciendo una duda constructiva, aprenderás. Si no es muy probable que tu interlocutor se quede sin palabras.

Un ejemplo de esta situación es la siguiente:

“Eres la persona más irracional que he conocido”.

“¿En qué soy irracional? ¿Cómo puedo hacer para mejorar eso?”

Ante esto, es muy probable que la otra persona se quede sin argumentos. A fin de cuentas, ¿quién es completamente racional o irracional? ¿Está en nuestra mano juzgar si una persona lo es o no lo es?

6.- Aserción negativa

Podemos aprender mucho de las críticas y es posible que dependiendo de las personas que nos las lancen, sean mejor o peor bienvenidas. También es posible que las críticas sean malintencionadas en cuyo caso resulta, igualmente, útil la aserción negativa.

En la vida en pareja es común que muchos se quejen de cuestiones rutinarias tales como la limpieza del hogar, la equivalencia de tareas…etc. El caso es que no siempre se llega a un acuerdo, en parte, por la mala calidad de las críticas y la baja tolerancia que existe por parte de ambos miembros. No olvidemos que esto es una convivencia.

“Otra vez dejaste sin lavar los platos. Siempre haces lo mismo”

“Lo siento mucho por no centrarme más en mi tarea. Estoy (contar la razón por la que no estuviste más pendiente). ¿Cómo puedo enmendar el error? La próxima vez lo haré mejor.

¿Te han resultado útiles estos consejos para ser más asertivo con la pareja? Si sientes que tu relación se encuentra en un punto de inflexión, busca ayuda. Los expertos están ahí para hacer que vuestro proyecto de vida juntos funcione.

Imágenes: Dawn Lipthrott, intentional-relationship.com, Saachi Lavingia, asertivecommunication

Autora: Alex Bayorti (colaboradora de nuestro Blog)

Autor: 
Alex Bayorti