Adicción a los medicamentos

¿Por qué es importante prevenir la adicción a los medicamentos?

La adicción a los medicamentos es un problema que va en aumento y las personas no suelen tomarlo en serio. Dado que los medicamentos son prescritos por médicos, lo que los hace legales y, generalmente, buenos para nosotros, una persona puede pensar que el consumo excesivo de estos medicamentos es diferente a la ingesta de drogas ilegales.

Las probabilidades de sufrir adicción a los medicamentos aumentan cuando se utilizan de manera diferente a la sugerida por el médico; por ejemplo, consumirla en dosis más elevadas, administrándola por una vía distinta, o en combinación con otras sustancias.

Esta nace del consumo continuo de medicinas, con el fin de conseguir sus efectos físicos y psíquicos, por lo que se ha vuelto un problema que cada día es más habitual.

Pero, ¿qué es adicción a los medicamentos?

Esto es simplemente el uso de un fármaco en una forma no prevista por el médico. Incluye todo, tomar un analgésico para el dolor sin sentirlo, esnifar o inyectar pastillas molidas, exceder las dosis prescritas por el médico, consumir el medicamento muy continuamente, y así sucesivamente.

Los medicamentos que se consumen y se abusan con más frecuencia son los analgésicos opioides, sedantes, medicamentos contra la ansiedad y los estimulantes.

Se debe considerar que algunas personas son más propensas a caer en este tipo de adicción; en especial las personas que toman tranquilizantes y somníferos.

El consumo de estas sustancias se torna excesivo cuando sentimos la necesidad de ingerirlos para estar bien.

¿Cuáles son las causas de esta adicción?

Por lo general, cuando nos sentimos mal, es normal que acudamos al médico y, como es de esperarse, este nos receta algún fármaco cuando es necesario. Por lo que, efectivamente, el uso de medicamentos es algo totalmente normal, pero, ¿por qué, entonces, se vuelven adictivos?

Debido a la necesidad de, por ejemplo, ingerir algún tipo de medicamento cuando sentimos dolor, es común que, si seguimos sintiéndolo luego de una fracción tiempo, optemos por consumir nuevamente el fármaco para aliviarnos. Esta necesidad de aliviar el dolor es tan grande, que vamos a querer consumir este remedio a cada rato tanto para “evitar” el malestar.

Muchas personas se medican sin consejo médico; ya sea por falta de tiempo y/o dinero para verse con un doctor, negación a la enfermedad, o simplemente lo consideran innecesario. Esto suponer graves problemas, porque no tenemos el conocimiento suficiente para determinar si necesitamos un medicamento u otro o en qué dosis o frecuencia consumirlo.

Además de esto, muchas personas combinan la ingesta de medicamentos con el consumo de otras sustancias como el alcohol, por lo que, por sus efectos en nuestro organismo, se tornan adictivas.

Riesgos de la adicción a los medicamentos

El consumo excesivo de medicamentos conlleva grandes riesgos, por tanto la prevención en un centro de adicciones, como Ipsia, en Madrid, es necesaria.

La automedicación es habitual, pero esta puede originar intoxicaciones, malestares gástricos, úlceras, aumento de la presión arterial, daño de órganos como el hígado y riñón, e incluso la muerte.

Son sustancias que, si se dejan de tomar, originan taquicardias, dificultad para dormir, depresión y estados de ansiedad; por lo que, para aliviar estos síntomas, volvemos a consumirlas, generando así una adicción por los medicamentos.

Centro de adicciones en Madrid

La entrada Adicción a los medicamentos se publicó primero en Ipsia Psicología.

Autor: 
LuisAnton