Antonio Gramsci... No hay poder que pueda durar mucho tiempo sin hegemonía, sin control sobre los gestos de la vida corriente.

El rasgo clave de la guerra de posiciones es la afirmación y el desarrollo de una nueva visión del mundo. En cada gesto de la vida cotidiana, dice Gramsci, hay una visión del mundo (o filosofía) implícita. La revolución difunde una nueva visión del mundo (y por tanto otros gestos) que vacía poco a poco el poder de la antigua y finalmente la desplaza. Ese proceso es lo que Gramsci llama “construcción de hegemonía”. No hay poder que pueda durar mucho tiempo sin hegemonía, sin control sobre los gestos de la vida corriente. Sería un dominio sin legitimidad, un poder reducido a pura represión, a miedo. A la toma del poder le debe preceder, por tanto, una “toma” de la sociedad civil.
En el caso de la Ilustración, la idea de una igual dignidad de todas las personas en tanto que seres dotados de razón. La Ilustración es el movimiento que disemina esta idea, en salones, clubs o enciclopedias. Finalmente, dice Gramsci, cuando se hace la Revolución Francesa, ya se ha ganado antes. La dominación no tiene legitimidad porque la nueva concepción del mundo ha desplazado silenciosamente a la antigua, dejando fuera de juego a los poderes del Antiguo Régimen casi sin que se den cuenta. La lección de los ilustrados sería: la revolución se gana antes de hacer la revolución, en el proceso de elaboración y expansión de una nueva imagen del mundo.
La guerra de posiciones, a diferencia de la guerra de movimiento, es una infiltración más que un asalto. Un lento desplazamiento más que una acumulación de fuerzas. Un movimiento colectivo y anónimo más que una operación minoritaria y centralizada. Una forma de presión indirecta, cotidiana y difusa más que una insurrección concentrada y simultánea (aunque ojo: Gramsci no excluye en ningún momento el recurso a la insurrección, pero lo subordina a la construcción de hegemonía). Y se basa sobre todo en la elaboración y el desarrollo de una nueva definición de la realidad, esto es, explicado con palabras del filósofo Cornelius Castoriadis, de “lo que cuenta y lo que no cuenta, lo que tiene sentido y lo que no lo tiene, una definición inscrita, no en los libros, sino en el ser mismo de las cosas: el actuar de los seres humanos, sus relaciones, su organización, su percepción de lo que es, su afirmación y búsqueda de lo que vale, la materialidad de los objetos que producen, utilizan y consumen”.

" Instrúyanse, porque necesitaremos de toda nuestra inteligencia; Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo; Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza"
“Odio a los indiferentes -decía Gramsci-. Hay que tomar partido”. Es inevitable no tomarlo.
“El Estado es apenas una trinchera avanzada tras la que se asienta la robusta cadena de fortalezas y fortines de la sociedad civil”.
"La realidad está definida con palabras. Por lo tanto, el que controla las palabras controla la realidad".
"Decir la verdad es siempre revolucionario".
"El poder es un centauro: mitad coerción, mitad legitimidad".
"El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos".
“Odio a los indiferentes. Creo que vivir quiere decir tomar partido”.
"La indiferencia es el peso muerto de la Historia".
"La conquista del poder cultural es previa a la del poder político, y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados 'orgánicos' infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”.
"Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad".
"El paso de la utopía a la ciencia y de la ciencia a la acción. La fundación de una clase dirigente equivale a la creación de una concepción del mundo".
"Todo bloque histórico, todo orden constituido, tiene sus puntos de fuerza no solo en la violencia de la clase dominante, en la capacidad coercitiva del aparato estatal, sino también en la adhesión de los gobernados a la concepción del mundo propia de la clase dominante. La filosofía de la clase dominante, a través de una serie de vulgarizaciones y simplificaciones sucesivas, se ha convertido en sentido común, en la filosofía de las masas, las cuales aceptan la moral, las costumbres, las reglas de conductas institucionalizadas en la sociedad en la que viven."
Los burgueses cambiaron los señores feudales y los patronos autoritarios por el capital para que la explotación del obrero no cambiase.
"...has olvidado que en la mayoría de los países es todavía imposible destruir el parlamento de un solo golpe. Estamos obligados a llevar incluso dentro del parlamento la lucha por la destrucción del parlamento ... se dice que el parlamento es un instrumento que utiliza la burguesía (oligarquía, casta...) para engañar a las masas ... Cómo demostraréis a las masas efectivamente atrasadas y engañadas por la burguesía el verdadero carácter del parlamento??? Cómo denunciaréis tal o cual maniobra parlamentaria, la posición de tal o cual partido, si no entráis en el parlamento, si permanecéis fuera de él??? Por ahora, el parlamento sigue siendo un teatro de la lucha de clases."
Lenin a Bordiga... "Creo como Friedrich Hebbel, que "vivir quiere decir ser combatiente". Quien vive verdaderamente no puede dejar de ser ciudadano y combatir. Odio a los indiferentes... La indiferencia actúa poderosamente en la historia. Actúa pasivamente, pero actúa... Los hechos maduran en la sombra, unas pocas manos, no sometidas a ningún control, tejen la tela de la vida colectiva y la masa ignora porque no se preocupa... Soy combatiente, vivo, siento ya en las conciencias de mi bando el pulso de la actividad de la ciudad futura que mi bando está construyendo... Vivo, soy combatiente. Por eso odio a los que no combaten, odio a los indiferentes."
"Su agresión era tan asfixiante que no permitía más reacción que la del gesto violento del bandido."
"La lucha de clases se confundía con el bandidaje, con el chantaje, con el incendio de los bosques, con el rapto de los niños y mujeres, con el asalto al municipio; era una forma de terrorismo elemental sin ninguna consecuencia estable o eficaz."
"...pocos llegaban a comprender los límites y la esterilidad intrínseca de la explosión anárquica, de la protesta individual del bandido ... al faltar un tipo de organización política capaz de disciplinar a la rebelión y de indicarle objetivos claros, la explosión anárquica del bandido, por insensata, bestial y estéril que fuese, era la única posible en aquella situación histórica."
En momentos de crisis siempre hay un desencadenante que conmueve y despierta la atención de la población y que señala el comienzo del paso de la rebelión anáquica del bandido a un método más justo de lucha colectiva y podemos considerar ese momento como la consagración de ese inicio de cambio... ( 15M??? )
Debemos rechazar con desdén la palingenesia social que identifica las causas de la miseria y del atraso de una región o población por las características particulares de sus habitantes.
Había que oponerle otros argumentos políticos, pero cuáles??? se escogió, como muchas otras veces, el argumento del miedo. Miedo inmundo desde las iglesias, entre los pequeños comerciantes, entre los propietarios de un minúsculo trozo de tierra (pero propietarios según un esquema profundamente enraizado) el miedo a la incertidumbre, a saltar al vacío...

"Muchas veces he tenido que rascar el barniz para ver lo que había debajo. Hay personas que parecen personajes importantes y no son mas que charlatanes."
"...a nosotros, incluso los movimientos pequeños nos parecen grandes porque los relacionamos con otros que solo nosotros sentimos porque los vivimos... Nos sentimos moléculas de un mundo en gestación, sentimos esta MAREA que sube lenta, pero inexorablemente, y sabemos que la infinidad de gotas que la forman, están fuertemente unidas entre si, sentimos que nuestra conciencia vive verdaderamente..." - Antonio Gramsci, 13 de noviembre de 1915. Il grado del popolo...
Desde abajo y a la izquierda... "Argumento ad hominem"...
...Consiste en replicar al argumento atacando o dirigiéndose a la persona que realiza el argumento más que a la sustancia del argumento. (propia de personas con poco conocimiento del tema y mucha testosterona, que a falta de argumentos de ningún tipo, atacan con insultos) 

...véase idiota adj./s. com. Se aplica a la persona que está escasa o carece de inteligencia, que es torpe de entendimiento. estúpido, imbécil, tonto. El término idiota se empleó en la Antigua Grecia para indicar a una persona que no se preocupaba por los asuntos políticos.
“Todo bloque histórico tiene sus puntos de fuerza no solo en la capacidad coercitiva del aparato estatal, sino, también, en la adhesión de los gobernados a la concepción del mundo propia de la clase dominante. La filosofía de la clase dominante, a través de una serie de vulgarizaciones sucesivas, se ha convertido en sentido común, es decir, se ha convertido en la filosofía de las masas, las cuales aceptan la moral, las costumbres, las reglas de conducta institucionalizadas en la sociedad en la que viven”.
“Un grupo es hegemónico cuando es capaz de generar una idea universal que interpela y reúne no sólo a la inmensa mayoría de su comunidad política sino que además fija las condiciones sobre las cuales quienes quieren desafiarle deben hacerlo”
“Todo aquello que consideramos 'normal', nuestro paisaje cotidiano de creencias o valores es consecuencia de disputas culturales previas en torno al sentido de las cosas. Si alguien entiende que es normal que un Rey Mago 'solo' puede vestir de una forma tradicional es porque asume una situación 'hegemónica' que obedece a determinados intereses que han vencido, siempre provisionalmente, en esa lucha. Una situación de 'hegemonía cultural' no es para siempre, debe ser continuamente revalidada, consentida por aquellos que permanecen bajo ella. Lo ocurrido en Madrid revela una disputa cultural típica por dar un sentido político a esferas aparentemente neutras y por excluir como 'imposibles' otras opciones... Porque llevan décadas dando 'su' sentido a estas celebraciones. Por eso la cultura nunca es inocente”.
Leer más: ¿Bebés, rojos y rastafaris en el Congreso? La culpa de todo la tiene Gramsci. Noticias de Cultura http://goo.gl/oe9axC
"El poder de las clases dominantes sobre el pueblo y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado...
...dicho poder está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas, de los aparatos de poder y de los medios de comunicación.
A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria.

Así, por ejemplo, en nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto "destino nacional".

Se conforma así un "bloque hegemónico" que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués."
AUTOR: Fiori, Giuseppe
TÍTULO: Antonio Gramsci : vida de un revolucionario / Giuseppe Fiori ; traducción de Jordi Solé Tura
PUBLICACIÓN: Madrid : Capitán Swing, 2015
DESCRIPCIÓN FÍSICA: 384 p. ; 22 cm.
http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-04-27/antonio-gramsci-italia-frases-podemos-pablo-iglesias_1191045/
http://ctxt.es/es/20160427/Firmas/5682/gramsci-podemos-hegemonia-capitalismo-contemporaneo-Espa%C3%B1a-Tribunas-y-Debates.htm
http://www.publico.es/opinion/renovacion-pensamiento-gramsci-entrevista-bob.html
http://www.eldiario.es/tribunaabierta/Gramsci-disputa_6_637696241.html
https://www.cuartopoder.es/cartaalamauta/2017/05/02/nuestro-gramsci/642
Autor: 
Ruben Botana