Cómo decirle a tus padres que eres homosexual

Antes de decirle a tus padres que eres gay, debes ser consciente de que esta es una noticia chocante para ellos ya que, como todas las familias del mundo, habían imaginado e ideado tu vida.

Es probable que la primera reacción de tus padres sea negativa: tendrán miedo a lo desconocido. Trata de tener paciencia y piensa que, poco a poco, sus respuestas hirientes se transformará en aceptación.

Cómo decirlo y preparación
Todas las familias son diferentes, por lo tanto, no existe una fórmula secreta para decirle a tus padres que eres lesbiana o gay y salir aireado de la situación.

De todas formas, sí que existen reacciones comunes: se sorprenderán. Puede que hayan tenido sospechas acerca de tu orientación sexual durante años y, aún así, les sentará como una ducha de agua fría.

Tienes que ser consciente de que, a no ser que seas un caso excepcional, tus padres pasarán por una etapa de aceptación en la que se sentirán tristes, desilusionados y enfadados. Puede que utilicen palabras hirientes sin ser realmente conscientes: ten paciencia, con el tiempo aprenderán a aceptarlo.

Reflexiona: confidencia y familiar de confianza
Si te sientes seguro contigo mismo, te has aceptado y sientes que es el momento de decírselo a tus familiares: adelante.

Ahora es momento de que te plantees otra pregunta, ¿se lo vas a decir a tus dos padres a la vez? Quizá sientas más afinidad por tu madre, o al contrario, o uno de los dos realiza menos comentarios homófobos y parece más comprensivo. Normalmente, muchos homosexuales escogen al familiar con el que se sienten más seguros: planteátelo.

Busca el momento adecuado
Escoge el instante perfecto; todas las familias tienen ese momento adecuado para hablar de temas serios, búscalo y aprovéchalo cuando sientas que ha llegado.

Intenta anunciarlo a través de la honestidad y el amor; si sientes ganas de ser sincero con tus familiares, es precisamente por estas dos razones. Si no sabes qué decir, puede que te funcione un "papá, mamá, soy lesbiana/gay y me gustaría poder hablar de este hecho con vosotros porque os quiero".

Existen mil maneras de salir del armario y todas son adecuadas; otras personas optan por un "papá, mamá, os quiero decir algo que nunca os he contado por miedo al rechazo..." o "sé desde los X años que soy homosexual pero no os lo he dicho porque me daba miedo haceros daño". Tienes innumerables maneras de decir que eres homosexual, escoge la que mejor identifique tus sentimientos.

Reacción imediata
Puede que tus padres reaccionen contestándote alguna frase o pregunta hiriente como, por ejemplo, "¿cómo puedes estar tan seguro a tu edad?", "esto son las compañías...", "todos hemos pasado por una etapa en la que nos preguntamos qué nos gusta, estarás confundido" e incluso "iremos al psicólogo".

Ten en cuenta que la homofobia (odio y prejuicio contra los homosexuales) se basa en la ignorancia y sólo desaparece cuando las personas que padecen esta enfermedad adquieren información. Trata de mantener una actitud positiva y llénate de paciencia en los días difíciles.

Consigue material de información
Busca un libro, película o documental de calidad que pueda servir a tus padres a aceptar tu orientación sexual.

Conclusión
Eres una personal individual y, tu familia, tiene montada su propia dinámica y manera de ser. La homosexualidad forma parte de ti y te pertenece la manera de dejárselo saber a las demás personas, cómo y cuándo quieras.






Autor: 
Elia Bernabeu