Cómo deshacerse de los pensamientos obsesivos

A veces toma bastante tiempo bajar los pensamientos persistentes y obsesivos. Un día que estaba sufriendo de un persistente pensamiento obsesivo decidí medir cuánto tiempo tardaba en irse totalmente de mi mente.

Ya no recuerdo exactamente de qué era el pensamiento obsesivo, (escribí el borrador de este post hace como un mes) pero eso habla mucho sobre la naturaleza irracional y exagerada de los pensamientos obsesivos. Éstos se disfrazan y pretenden ser lo más importante de nuestro día, nos hacen paralizarnos y ahogarnos en diálogos mentales repetitivos, pero luego nos damos cuenta que no, no era para tanto.

Mientras corría el cronómetro hice lo siguiente:

  • Lo pensé, lo escribí, lo volví a pensar.
  • Seguí trabajando.
  • Anoté lo que me molestaba de nuevo, entendí por qué me molestaba tanto.
  • Seguí trabajando.
  • Me hice una taza de té.
  • Me pregunté ¿Realmente hice todo lo que pude? ¿Puedo hacer algo mañana para remediarlo? y me contesté a mi misma.
  • Decidí tomarme tiempo un  tiempo de descanso.
  • Seguí trabajando.
  • ¡Se fue por completo!: pasaron 103 minutos intermitentes en los que el pensamiento iba y venía, con pausas cortas y largas.

Cosas que he aprendido sobre los pensamientos obsesivos:

  • A veces funciona preguntarnos: ¿Puedo hacer algo para remediar lo que siento? por ejemplo si sentimos culpa o arrepentimiento, ¿Podemos cambiar o restituir nuestra acción?. Si es preocupación o miedo podemos preguntarnos ¿Puedo hacer algo para hacerme sentir mas seguro/a? Si hay alguna acción que tomar, hagámoslo ya.
  • Si son inútiles, es decir, si no podemos hacer realmente nada para remediarlos, o ya hicimos todo lo que pudimos, ya no merecen más energía mental.
  • No podemos controlar los pensamientos obsesivos, cuando tratamos de hacerlo, vienen con más fuerza.
  • La mejor arma que tenemos en contra de ellos es escucharlos, entenderlos y etiquetarlos: “este es un pensamiento obsesivo”, por lo tanto va a acompañarme durante un tiempo, de forma persistente, y se va a sentir incómodo, pero se va a ir.
  • Ayuda mucho seguir en el presente, involucrados en la actividad actual, con todos nuestros sentidos.
  • Necesitamos aceptar que esto está pasando y tener compasión por nosotros mismos. No criticarnos por tener el pensamiento, si lo hacemos, seguirá con más fuerza.
  • Los pensamientos obsesivos suelen quedarse por bastante tiempo, me sorprendió que estuviera rondando más de una hora, desapareciendo y apareciendo de nuevo para mi desagrado.
  • Sabemos que el pensamiento obsesivo ya se ha ido cuando ya no nos sentimos incómodos, con preocupación o culpa, aunque todavía recordemos el contenido del pensamiento.
  • Así como dicen “no te creas todo lo que ves en las noticias” los psicólogos decimos “no te creas todo lo que pienses”

 

The post Cómo deshacerse de los pensamientos obsesivos appeared first on Natalia Gurdian - Psicóloga Clínica.

Autor: 
nataliagurdian