Como ser un buen jefe: 10 calves



Si quieres saber como ser un buen jefe, aquí tienes 10 claves que pueden serte de utilidad

Hoy, mientras divagaba por internet esperando que saliera mi tren, me he encontrado un post de 2013 que publico mi compañera Sira en 2013 (de hecho, es este post, que he decidido actualizarlo y sumarle 3 claves a las que aportaba mi compañera.

Al contrario de lo que piensa la gente, ser jefe no siempre es fácil. Si tienes una empresa y trabajadores a tu cargo, pueden surgirte dudas sobre “si lo estás haciendo bien”.

Vamos a darte 10 claves para ser el MEJOR JEFE.

1. ESCUCHA a tus empleados:

Ellos te darán más información sobre lo que pasa en tu empresa de la que puedas obtener por ti mismo. Valora sus opiniones.

2. LIDERA a tu equipo con asertividad:

Establece normas claras y muestra firmeza en el carácter. No se trata ni de ser el ogro al que todo el mundo teme decirle algo ni un pusilánime al que nadie respeta. Un buen líder debe reunir ciertos requisitos (carisma, simpatía, capacidad de argumentación y empatía)

3. MODERNÍZATE:

Atrévete a cambiar. Las fórmulas que eran eficaces hace 50 años pueden no ser funcionales hoy día. Adaptarse a las nuevas tecnologías, pensamientos, tendencias… etc es fundamental para que tu empresa sobreviva. El pensamiento divergente y la creatividad serán los que te ayuden a buscar alternativas ante cualquier disyuntiva o problema.

4. EXPÓN tus objetivos:

Comunica tus metas al personal y buscad conjuntamente la manera de poder alcanzarlas. Hazles partícipes del rendimiento general. Implícales en los problemas de la empresa y contempla sus posibles soluciones. ¿Cómo realizar esto? Con reuniones periódicas, análisis estadísticos, nombrando encargados de secciones para que la información fluya bidireccionalmente… No te olvides de realizar feedback al cabo de un tiempo para comprobar si se están cumpliendo los objetivos marcados.

5. JUEGA con el tiempo:

Tus empleados son personas que tienen una vida FUERA DEL TRABAJO (con sus obligaciones ineludibles!). Sabemos que hay tareas que no dependen del horario. Si algún trabajador solicita más flexibilidad, puedes plantearle alternativas para conciliar vida laboral y familiar. Recuerda esta regla “NO SIEMPRE MÁS HORAS IMPLICAN MAYOR RENDIMIENTO

6. OBSERVA el rendimiento:

Aprovecha el potencial y las habilidades de los trabajadores, para asignarles las funciones que más se adapten a cada uno. Una persona a quién le gusta su trabajo porque se siente competente, estará más motivada y rendirá mejor.

7. ¡RECOMPENSA!

Un trabajador que cuida de tu empresa y está dispuesto a “gastar” su tiempo libre en trabajar más para ti, es un tesoro. No des por hecho que está obligado a hacerlo, PORQUE NO ES ASÍ. Por ello hay que reconocerle tal esfuerzo con compensaciones de dos tipos: económicas (todos trabajamos por dinero) y sociales (el reconocimiento y la valoración positiva son dos fuertes reforzadores de conducta). Recuerda que la recompensa es una inversión para que aquella persona siga motivada, y si no se produce, algún día puede cansarse de “hacer extras” por NADA.

8 ASUME RIESGOS

En el mundo laboral hay que asumir riesgos. Nunca harás las cosas mejor si no te arriesgas y, lo que es peor, habrá otros que se atrevan a hacerlo y te acaben quitando parte del negocio.

Pero un trabajador, por norma general, no va a querer asumir riesgos.

Cuando eres asalariado sabes que lo peor que puedes hacer es meter la pata. Y para evitar meter la pata lo mejor es no asumir riesgos.

Así que, si quieres ser un buen jefe, eres tú el que tiene que asumir los riesgos, no tus trabajadores.

Esto no quiere decir que sea el jefe quien tenga que hacer la tarea, pero si quien asume la responsabilidad.

Si consigues que tus trabajadores tengan la confianza necesaria para plantearte acciones arriesgadas y para que, una vez las hayas valorado y decidas darle luz verde, seas tú quien asuma la responsabilidad, estarás generando un clima de innovación dentro de tu empresa que pueden llevarte a que tu empresa mejore.

9 COMPLEMENTA TUS CARENCIAS con las habilidades de tu equipo.

como ser un buen jefeTodos tenemos carencias. Todos tenemos cosas que se nos dan bien y otras que se nos dan peor.

SI quieres saber cómo ser un buen jefe, haz un ejercicio de humildad y asume que cosas se te dan mal.

Y a la hora de configurar tu equipo, busca personas que se complementen contigo y te ayuden a completar esas lagunas.

Yo, por ejemplo, sé que no soy bueno en aspectos relacionados con tener ordenado y organizado el papeleo, por lo que a la hora de seleccionar a mis colaboradores más directo he buscado a dos personas que son casi obsesivas del orden (rozando el TOC).

Creo que aceptar mis carencias y complementarlas con mi equipo mi hace mejor jefe.

10 SÉ FELIZ

Ya sé que esta frase suena a autoayuda barata.

Ya hemos visto que para ser un buen jefe hay que saber liderar, inspirar y ordenar y si vives amargado y de mala ostia va a ser complicado que lo consigas.

No me refiero a ser feliz en plan infantil y ver la vida de color rosa, sino a que en tu día a día (fuera y dentro del trabajo) hagas cosas que te ayuden a ser feliz.

Cuanto más satisfecho estés con tu vida, más posibilidades tendrás de ser un buen líder y un buen jefe


La entrada Como ser un buen jefe: 10 calves aparece primero en WebPsicólogos.

Autor: 
Sira Sánchez