Cuentos infantiles como herramienta para la psicología

principal

Érase una vez… ¿quién no reconoce estas palabras al instante? Los cuentos infantiles han impregnado nuestra cultura desde tiempos inmemoriales. Se han utilizado por varios motivos: entretener, relajar a los hijos antes de dormir, transmitir enseñanzas… En el ámbito de la psicología, más concretamente en la psicología clínica, se han alzado como una herramienta muy poderosa y efectiva en el tratamiento de numerosas patologías; pero la mayor ventaja que tienen es su sencillez de aplicación y gran aceptación por parte de los pacientes más jóvenes, los niños.

Los niños desarrollan el pensamiento simbólico (capacidad de pensar con símbolos e imágenes) de manera muy temprana (hacia los 18 meses) junto a la aparición del lenguaje verbal. En ese momento se inicia en la estructura cognitiva una eclosión del mundo imaginario del pequeño, con lo que los cuentos se convierten en conductores ideales para la asimilación de la realidad.

imaginación

En este post vamos a analizar los ámbitos de aplicación, en el contexto de terapia, de los cuentos infantiles.

 

¿Qué podemos lograr en la terapia psicológica a través del cuento?

 

1) Detección de pensamientos automáticos, cambio de creencias y modificación de conducta: en la terapia cognitivo conductual, cuando el paciente es un niño, la metodología que utilizamos con los adultos no siempre es válida; por ejemplo, si el niño no sabe aún leer y escribir difícilmente te podrá rellenar un autorregistro de pensamiento. Por ello, los instrumentos de terapia pasan a ser muñecos, dibujos, juguetes y cuentos. Un material que acerca al niño al contexto de terapia y facilita el proceso de aceptación y cambio.

muñecos

 

2) Mejora de las habilidades sociales: los niños con carencia de habilidades sociales necesitan aprender cuáles son las más eficaces y ponerlas en práctica para su adecuada adquisición. El contexto ideal de terapia para estos problemas es el grupo de iguales, pero no siempre los psicólogos tenemos acceso a un grupo de trabajo para que el niño las aprenda. Es entonces cuando podemos emplear un cuento, en el cual, el protagonista sirva de modelo de referencia y el niño, al identificarse con el mismo, internalice las consecuencias de su conducta en cada etapa del cuento, en función de la habilidad que vayan mostrando los personajes en las diversas situaciones de la narración.

 

empatía3) Desarrollo de la empatía: hasta los 10-12 años, los niños no han desarrollado del todo su capacidad de empatizar. Muchas veces escuchamos la frase “los niños son crueles”, y no es que lo sean, sino que les cuesta mucho situarse en el lugar del otro. El cuento es un instrumento con el que el niño tiene la oportunidad de ponerse en la piel de un personaje y experimentar, en imaginación, sus sentimientos y emociones. Eso le enseña al niño que los demás también sienten (dolor, ira, alegría, tristeza…) cuando les ocurre algo, y mejoran así su propia empatía.

 

4) Reducción de la ansiedad: uno de los métodos empleados en el tratamiento de la prevención de la ansiedad es el denominado protocolo de Jacobson. Consiste en una serie de ejercicios que la persona tiene que poner en práctica para aprender a relajarse por sí misma. En la terapia con adultos, se le enseñan los ejercicios al paciente y éste tiene que realizarlos a diario, hasta que tome control y conciencia de sus sensaciones corporales. En niños, se emplea esta misma técnica pero a través de un cuento, así el aprendizaje de los ejercicios, se vuelve menos tedioso y el niño lo asimila de un modo más natural.

 

pocoyo5) Promover la participación de los padres: una de las grandes ventajas de los cuentos es que son una herramienta al alcance de los padres, los cuales, pueden ayudar a la generalización de lo que el niño trabaja y aprende en terapia, en su propia casa. Además, son de fácil adquisición; hoy día hay numerosas webs dónde los padres pueden encontrar material valioso en este sentido. Pocoyo.com es un buen ejemplo de ello, en este portal infantil encontramos muchos ejemplos de cuentos infantiles: cuentos populares, cuentos de navidad, cuentos para pensar… Destacamos esta web en concreto por la cantidad y calidad de los materiales y la facilidad y rapidez de acceso a ellos.

 

Hemos visto algunos de los ámbitos de aplicación y ventajas del empleo de cuentos infantiles en la terapia psicológica con niños. Pero aunque cuentos hay muchos e incluso nos los podemos inventar, tenemos que tener en cuenta que para que surtan un efecto positivo en el logro del objetivo que perseguimos en terapia, no cualquier cuento es válido.

 

¿Cómo deben ser los cuentos infantiles para aumentar su eficacia terapéutica?

  • Adaptados a la edad del pequeño
  • Lenguaje sencillo
  • Mensaje claro
  • Personajes atractivos: animales, niños, seres fantásticos…
  • Situaciones cotidianas, que el niño pueda comprender y aprender de ellas: miedo a la oscuridad, perderse, hacerse daño, jugar con los demás, ayudar a un amigo…
  • Con ilustraciones
  • No demasiado extensos

 

Esperamos que este post os anime a los padres a cambiar, de vez en cuando, la tele por un cuento. Desde Webpsicólogos recomendamos su uso y coincidimos en que es una manera divertida y sencilla de enseñar a nuestros pequeños a través de la poderosa herramienta de la imaginación.

La entrada Cuentos infantiles como herramienta para la psicología aparece primero en WebPsicólogos.

Autor: 
Sira Sánchez