El conflicto de pareja en la Violencia Filio-Parental: los hijos e hijas se dan cuentan.

Daniel Marañon*

La violencia Filio-Parental (VFP) puede ser definida como cualquier acto que realiza el hijo o hija con la intención de controlar a los padres y/o causarles daño psicológico, físico o financiero (Cottrell, 2001; Cottrell y Monk, 2004). La presencia de violencia filio-parental en Estados Unidos o Europa no es un fenómeno nuevo. Existen estudios de la década de los 90 que ya informaron de este tipo de violencia intrafamiliar.

psicoterapia para depresiónSí, este fenómeno está relacionado con algunos de los adolescentes y familias que tantas veces hemos visto en el programa de televisión “Hermano mayor”. Las dificultades familiares y la psicopatología relacional al disfrute de todos y todas. Reality show sobre el sufrimiento y la violencia intrafamiliar reducido a lo “mal que se portan” los hijos e hijas con sus padres, sin reparar a penas en el cisma marital entre madre y padre. Poco importa, al fin y al cabo mediante “pautas” concretas y un par de ejercicios vivenciales y metafóricos a cargo de un “pseudo-terapeuta-conductor” que de juego, asunto terminado. Difícilmente podríamos llegar a imaginar un reality show con personas diagnosticadas de depresión grave a ver quien es la que antes recupera la alegría de vivir o un reality en una unidad de ingreso con adolescentes afectadas de Anorexia Nerviosa a ver quien se recupera antes ganando el máximo posible de peso. Sin embargo, ante la violencia ejercida de hijos a padres sí parece ser posible. Al menos, a pesar de la caricaturización de una grave problemática de salud mental, quizá el programa pudo servir para sensibilizar. No han sido pocos los padres, madres e hijos e hijas que hemos conocido que han tenido que cambiar de canal al sentirse identificados con los que el programa reflejaba.

El aumento de este tipo de violencia durante los últimos años es un hecho constatado a través de los datos recogidos en las memorias de la Fiscalía General del Estado del 2006 al 2012. A pesar de ello, no se cuenta con datos fiables entorno a la prevalencia de la misma. La naturaleza secreta de este fenómeno es una de las variables que hace difícil su percepción y es que como dice el refrán, “los trapos sucios se lavan en casa”, y no es hasta que el nivel de violencia supera cotas incompatibles con la convivencia que los padres buscan ayuda o denuncian a sus hijos e hijas.     Tratamiento terapia para pareja en Bilbaopsikologo euskalduna Bilbon Bizkaian

Existen numerosos estudios que han profundizado en las características comunes que pueden observarse entre los hijos que ejercen violencia hacia sus padres, así como las características de los padres y madres y de sus familias. Sin embargo, ¿qué tipo de relación de pareja mantienen los padres y madres que son agredidos por sus hijos e hijas desde la perspectiva de estos? ¿Qué ocurre y que ocurrió en el seno de esa pareja que es agredida? Tal y como James Framo apuntó: “detrás de un niño sin problemas puede haber una pareja con o sin problemas, detrás de un niño con problemas siempre hay un pareja con problemas”.

El conflicto interparental se eBikote terapia Bilbonntiende como una oposición mutua entre ambos progenitores que refleja la expresión de diferencias entre ambos (Cantón, Cortés y Justicia, 2007). Son numerosos los estudios que establecen una correlación positiva entre la exposición de los hijos al conflicto interparental y posteriores problemas de conducta agresiva y delincuencial en los jóvenes (Cummings, Goeke, Morey y Papp, 2004; El-Sheikh, Buckhalt, Mize y Acebo, 2006). El impacto que produce el conflicto interparental en los hijos no es directo, sino que depende de cómo se exprese y de cómo los hijos interpreten su significado (Iraurgi, Martínez-Pampliega, Iriarte y Sanz, 2011).

A través de una metodología empírica encontramos un marcado conflicto conyugal entre los padres y madres agredidos por sus hijos e hijas (Zuñeda, Llamazares, Marañon y Vázquez, 2016).  Los conflictos conyugales de los padres y madres son percibidos por los adolescentes agresores con gran  intensidad, frecuencia y duración. Además, parecenterapia para problemas sexuales cerca de Bilbao ser apreciados como difícilmente solucionables y en ocasiones se consideran culpables respecto a los mismos. No se sienten capaces de manejar el conflicto conyugal de sus padres. La violencia y la agresividad contra sus padres parece permitir a los hijos distanciarse del miedo de que el intenso conflicto conyugal de sus padres pueda dañarles.  Incluso, aunque el hijo o la hija se implique en los problemas de pareja de sus padres tomando partido por uno u otro, los resultados más recientes apoyan la hipótesis de que es el hecho de que se sientan culpables y responsables por los conflictos de sus padres la variable que se asocia la expresión de la violencia en casa (Zuñeda et al., 2016).

En suma, una alta conflictividad interparental de la que el adolescente se siente culpable se asocia con la expresión de una violencia tanto psicológica como física de hijos e hijas a padres y madres. Así, como en el resto de otras áreas de la psicopatología relacional, en la violencia filio-parental un abordaje sobre la relación de pareja de los padres parece observarse  necesaria, tanto como apoyo parental respecto a la problemática de violencia con el hijo o hija como con respecto a las dificultades de pareja que parecen relacionarse con las agresiones de hijos e hijas a padres y madres.

Referencias

Cantón, J., Cortés, M. R., y Justicia, M. D. (2007). Conflictos entre los padres, divorcio y desarrollo de los hijos. Madrid: Pirámide.

Cottrell, B. (2001). Parent abuse: the abuse of parents by their teenage children. Ottawa: Health Canada, Family Violence Prevention Unit.

Cottrell, B., y Monk, P. (2004). Adolescent-to-parent abuse. A qualitative overview of common themes. Journal of family issues, 25(8), 1072-1095.

Cummings, E. M., Goeke-Morey, M. C., y Papp L. M. (2004). Everyday marital conflcit and child aggression. Journal of abnormal child psychology, 32, 191-202.

El-Sheikh, M., Buckhalt, J. A., Mize. J., y Acebo, C. (2006). Marital conflict and disruption of children´s sleep. Child development, 77. 31-43.

Iraurgi, J., Martínez-Pampliega, A., Iriarte, L., y Sanz, M. (2011). Modelo contextual del conflicto interparental y la adaptación de los hijos. Anales de Psicología, 27(2), 562-573.

Zuñeda, A., Llamazares, A., Marañón, D., & Vázquez, G. (2016). Características individuales y familiares de los adolescentes en violencia filio-parental: la agresividad física, la cohesión familiar y el conflicto interparental como variables explicativas. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 21(1), 21-33.

 

*Daniel Marañon

Doctor en Psicología, Psicólogo Clínico,

Psicoterapeuta de Familia y Pareja

Master en Salud Mental y Terapias Psicológicas

Profesor Asociado. Departamento Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico.

Facultad de Psicología. Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU)

E-mail: maranondani@gmail.com

Autor: 
irrika