En qué consiste la adicción a la comida

No será la primera vez que una expresión que surge en un ámbito muy concreto, encuentra con el tiempo aplicación en otros campos. En el caso del concepto de adicción, está claro que se relaciona principalmente con la dependencia de determinadas sustancias tóxicas, sobre todo con drogas, alcohol y tabaco. Sin embargo, en los últimos tiempos, los especialistas están encontrando similitudes con estos enfermos y las personas obesas.



En realidad, no es tan fácil la comparación, no se puede simplificar tanto el problema del sobre peso. Pero, es cierto que con esta nueva visión se consigue focalizar un aspecto que para los nutricionistas es esencial, considerar que hay que tratar a estas personas como a enfermos.

No todos los obesos son adictos a la comida

Es evidente que no se puede señalar cómo única causa de todos los tipos de obesidad a la adicción a la comida. Es una combinación de diferentes factores, y siempre analizados en la perspectiva personal de cada individuo, la que subyace en este problema.
Además, el riesgo de reducir la falta de control alimentario a una adicción podría ser negativo para estos pacientes. Existiría la tentación de usar este concepto como una excusa para no esforzarse e intentar mejorar su situación.
De hecho, si recurrimos a los datos clínicos que existen, solo el tres por ciento de las personas obesas presentan el comportamiento de darse atracones de comida como una de sus conductas habituales. Es preciso que se reflexione seriamente sobre este concepto para que acabe siendo útil a los profesionales que trabajan con estos enfermos.
Autor: 
David Clemente