Esa generación “selfie” que va a cambiar el mundo

No es nueva para los lectores de este blog mi apuesta constante por las nuevas generaciones y los valores que están desplegando a través de internet. Contra los argumentos que señalan a los/as nacidos/as entre los 80 y mediados de los 90 como narcisistas, perezosos, apáticos, antisociales y enganchados a sus maquinitas, incapaces de crear relaciones significativas con los demás, son muchos los esfuerzos que hemos dedicado a mostrar lo contrario.

Un nuevo estudio de la Bentley University  nos apoya de nuevo, afirmando que un 84% de los Millenials prioriza el objetivo vital de crear un mundo mejor sobre cualquier tipo de reconocimiento profesional. Así, parece que la inestabilidad del mercado laboral está teniendo efectos positivos, reforzando los valores y aspiraciones personales antes que los aspectos sobre desarrollo profesional que tanto motivaron a sus generaciones predecesoras.

No se trata de que rechacen el mundo corporativo pero valoran en mayor medida el trabajo en sus propios pequeños emprendimientos. Si no existe un puesto de trabajo capaz de acomodarse a sus valores personales y familiares, prefieren crearlo ellos mismos.

Y todo ello de forma similar entre géneros: Las actitudes y aspiraciones de los chicos y chicas tienden a converger: ambos están más orientados a la familia, priorizando la vida personal más allá del trabajo.

El vídeo, creado entre Welzoo y Column Five, lo resume en dos minutos, confrontando cada mito con una la realidad de las tecnologías como TEP: movilizaciones colectivas en las redes para crear puestos de trabajo (crowdsourcing), realizar tareas activistas (crowdfunding), estrechar relaciones más allá de prejuicios y fronteras o derribar sistemas políticos autoritarios son las realidades que se viven en los sitios de redes:

 

 

 

Todo ello me ha hecho recordar ese ROPI (retorno personal de la inversión) del que hablábamos hace un tiempo. Si queremos integrar a estos jóvenes con múltiples talentos y competencias tecnológicas en nuestras empresas, si queremos alinearlas con los valores predominantes para las nuevas generaciones, deberemos tener en cuenta los consejos que derivan del estudio :

  1. Mostrad al los Millenials que el puesto de trabajo que desarrollan tiene importancia (el estudio cuenta una experiencia que consistía en visitar otras áreas de la compañía de forma que los empleados más alejados de la misión final de la empresa se diesen cuenta de que su trabajo era relevante a la hora de dar servicio al consumidor final)
  2. Proporcionad flexibilidad para hombres y mujeres para que puedan pasar más tiempo con sus familias.
  3. Mostrad interés en las aspiraciones individuales de carrera de cada empleado, apoyando su formación en este aspecto y proporcionando oportunidades para el desarrollo de su liderazgo.
  4. Cread un ambiente familiar que promueva la lealtad hacia la compañía (esto puede resultar más fácil que para generaciones anteriores).

En fin… incorporo todo ello a la presentación sobre Jóvenes y talento que estoy elaborando para el XVII Fòrum d’Estudis sobre la Joventut, “Joves i talent”, en Lleida que organiza el Servei de Joventut de la Generalitat de Cataluña.

Hay sobrados motivos para la esperanza.

Autor: 
Dolors Reig