Estres y depresión : la crisis de la mediana edad

vida-moderna-quino

Se denomina ” crisis de la mediana edad” a algún momento a partir de los 40 años que suele estar relacionado con:

  • descontento con un estilo de vida que ha sido satisfactorio hasta ese momento
  • aburrimiento: personas y situaciones que han formado parte de lo cotidiano se tornan insoportables
  • Necesidad de comenzar cosas nuevas
  • Cuestionamiento de decisiones tomadas con anterioridad,  con las que se ha estado en absoluto de acuerdo
  • Confusión acerca de quién es uno y hacia donde va su vida

Como toda crisis vital, puede aparecer de forma gradual por causas internas o ser detonadas por algún suceso externo.

Por ejemplo,   las deudas suelen ser un factor desencadenante de un estado de estrés y depresión. Un estilo de vida que quizás se ha centrado en el uso de tarjetas de crédito, préstamos bancarios,  consumo y  que frente a un imprevisto  (ej. desempleo)  se cae como un castillo de naipes.

Otras causas frecuentes suelen ser las pérdidas familiares( muerte de los padres) o divorcio, alguna enfermedad, casamiento de los hijos o ausencia de ellos.

Se torna difícil el entender que se está atravesando  un período de transición. Ha habido otros seguramente, pero en la crisis de la mediana edad la idea de finitud aparece con mucha fuerza y esto es a menudo  sinónimo de depresión.

Una forma en general exitosa de enfrentar un período de transición,  elaborar las pérdidas, reducir el estrés y convertir el impacto de la crisis en crecimiento pasa por:

  • Trabajar sobre la forma en que nos hemos acomodado a las demandas externas: familiares, sociales, laborales, culturales
  • Descubrir aspectos de nuestra personalidad que nunca hemos tenido en cuenta
  • Hacer un diagnóstico correcto de qué nos molesta y por qué
  • Rever la forma en que enfrentamos el estrés
  • Elaborar  el duelo por lo que no hemos logrado, por lo perdido en forma no melancólica, explorando los sentimientos asociados a cada situación o persona
  • Ensayar nuevas técnicas de afrontamiento de problemas
  • Trabajar sobre la idea de que para que algo nuevo surja,  lo anterior debe redimensionarse
  • Tomar las riendas de la propia vida

El proceso de superación de la crisis es gradual; a algunos les toma años, incluso décadas, rearmar su sistema de creencias y reinterpretar la propia vida. Otros se resisten a bucear en sí mismos y siguen buscando soluciones y causas externas y  es un proceso penoso del principio al fin.

En todo caso se trata siempre de  un “proceso” y como tal tendrá sus etapas , en todo caso como “crisis” también es una oportunidad de re-significar el propio mundo y pactar con uno mismo nuevas reglas de juego.-

Archivado en: actualidad en salud mental, estres, psicologia de la salud Tagged: consumo, divorcio, estres depresion crisisdeloscuarenta, quino

Autor: 
Raquel Ferrari