Faltan recursos para la Salud Mental en el mundo

Hoy vamos a hablaros de un estudio llevado a cabo por la OMS (Organización Mundial de la Salud), este estudio es el llamado Atlas Mundial de salud mental. Este proyecto, llevado a cabo por el departamento de salud mental y abuso de sustancias está diseñado para recolectar, compilar y difundir datos sobre los recursos de salud mental en el mundo. El proyecto fue realizado por primera vez en 2001, llevándose a cabo dos actualizaciones en 2005 y 2011, y la presente, la de 2014. Los datos que recopila incluyen las políticas de salud mental, los planes, la financiación, la prestación de atención, los recursos humanos, los medicamentos y los sistemas de información. 
Los objetivos del proyecto son aumentar la conciencia pública y profesional de las insuficiencias de recursos existentes y servicios de salud mental y las grandes desigualdades en su distribución a nivel nacional y mundial, y para proporcionar información útil en la planificación para la mejora de los recursos de salud mental.
La tasa de participación fue de casi el 90 % ya que 171 de los 194 estados miembros de la OMS fueron capaces de completar al menos parcialmente el cuestionario Atlas.

Los resultados

Los datos más relevantes obtenidos por este estudio son que:
  • Solo un 1% de la fuerza de trabajo mundial (en sanidad) se dedica a la salud mental.
  • La media de gasto público en salud mental por persona oscila desde los 2 dólares (en países de ingresos bajos o medios-bajos) hasta los 50 dólares en los países de altos ingresos.
  • Los países pobres no disponen de un plan nacional de prevención del suicidio y en los países ricos solo aparece en 1 de cada 3.
  • El número de camas de hospitales dedicadas a pacientes con problemas de salud mental oscila desde las 5 (en países de bajo nivel económico) a las 50 en los de alto nivel para cada 100.000 habitantes. En Europa estamos en 35.
  • Sólo 1 de cada 2 países poseen leyes propias específicas para la salud mental. Sólo 2 de cada 3 países presentan políticas y planes de salud mental específicos. En cualquier caso la mayoría no están completamente implementados y no están completamente en línea con las leyes de derechos humanos.
  • En Europa los datos nos hablan de que por cada 100.000 personas existen (en salud mental ojo): 2.7 psicólogos, 24.1 enfermeras, 7 psiquiatras, 1.7 médicos de otras especialidades, 1.7 trabajadores sociales, 2.1 terapeutas ocupacionales y 11.8 trabajadores del área de salud mental de otro tipo. A mi personalmente me parece muy llamativa la diferencia entre el número de psiquiatras y enfermeras versus el de psicólogos.
  • En Europa el 80% de los servicios (de la fuerza de trabajo) están dedicados a pacientes ingresados y sólo el 20% a pacientes ambulantes.
  • En Europa por cada 100.000 personas se tratan 324 casos de psicosis, 42 bipolares y 189 depresiones (de moderadas a severas).
  • Mundialmente solo un 41% de los países tienen dos o más programas de prevención y promoción de la salud mental activos. Siendo el 55% de estos programas dedicados al estigma, el 11% a la promoción de la salud mental en centros escolares, el 9% a la promoción de la salud mental en el lugar de trabajo y el 8% a la prevención del suicidio, quedando el resto de programas en tasas muy bajas (salud mental en madres, violencia de género, etc….)

Conclusiones

Aunque los resultados son mejores que los de pasadas ediciones de este atlas y, siendo Europa una de las regiones con mejores resultados, queda clara la necesidad de mejoría. Quedan muchos objetivos por cumplir y mejoras por implementar.
La conclusión general del estudio es que mundialmente hay un déficit en la cantidad de recursos invertidos y disponibles para este tipo de problemas. Faltan recursos y muchos de los que se aplican se aplican deficitariamente.
Fuente /medciencia.com por Elisabeth Rigo
Autor: 
Rocío Medina