La realidad virtual, una nueva herramienta para la evaluación de la memoria

 La realidad virtual es una herramienta tecnológica que permite crear entornos cotidianos y controlados con los que el sujeto puede interactuar de forma segura. Su aparición ha supuesto un cambio cualitativo en relación a otras tecnologías empleadas porque permite que nos enfrentemos a situaciones que, de otra forma, resultarían complicadas y costosas.

 Han sido numerosos los investigadores que se han interesado en estudiar la utilidad que estas herramientas pueden tener para la evaluación y rehabilitación neuropsicológica, y los resultados han sido prometedores.

merca20RV

Imagen: merca 2.0


 Un interesante estudio de revisión realizado por Unai Díaz-Orueta, Gema Climent, Jaione Cardas-Ibáñez, Laura Alonso, Juan Olmo-Osa, Javier Tirapu-Ustárroz, y publicado en la  Revista de Neurología, plantea la realidad virtual como una nueva herramienta para la evaluación de la memoria, poniendo de manifiesto su mayor sensibilidad de éstas herramientas virtuales al compararlas con las pruebas neuropsicológicas convencionales.

 Los autores definen la memoria humana como un complejo sistema cognitivo cuya estrecha relación con las funciones ejecutivas hace que, en muchas ocasiones, un déficit mnémico lleve aparejadas dificultades para operar con contenidos correctamente almacenados. Observando que los tests de memoria tradicionales  —más centrados en el almacenamiento de la información que en su procesamiento— pueden ser poco sensibles tanto al funcionamiento cotidiano de los sujetos, como a los cambios originados por los programas de rehabilitación.

 Según los autores, existe una abundante evidencia acerca de la necesidad de mejorar la evaluación de la memoria mediante tests que ofrezcan una mayor validez ecológica, con información que pueda presentarse en varias modalidades sensoriales y que se produzca de modo simultáneo, tal como sucede en la vida real, añadiendo la presencia gradual y controlada de distractores. En este sentido, señalan que:

La realidad virtual puede aportar el puente necesario entre los tests neuropsicológicos convencionales y la observación comportamental en contexto real

 Basándose en los resultados, concluyen que la realidad virtual puede superar las limitaciones de las pruebas neuropsicológicas estandarizadas —utilidad práctica, significación y generalizabilidad a las actividades de la vida cotidiana— y de las pruebas ecológicas —falta de rigor y control—, permitiendo crear entornos cotidianos y controlados con la posibilidad de ralizar evaluaciones precisas de los procesos cognitivos.

 Finalmente, apuntan a la necesidad de que la investigación futura se centre en la construcción de procedimientos de evaluación estándares con características psicométricas adecuadas, aunque estas tecnologías necesiten adaptarse a las necesidades clínicas específicas y resolver problemas técnicos.

 Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace:

Díaz-Orueta U, Climent G, Cardas- Ibáñez J, Alonso L, Olmo-Osa J, Tirapu-Ustárroz J. Evaluación de la memoria mediante realidad virtual: presente y futuro. Rev Neurol 2016; 62: 75-84.

Autor: 
ana