LAS CARACTERISTICAS DE LA FAMILIA DEL ADICTO

Hoy voy a hablar de un problema que no sólo afecta a la persona que lo padece, sino a todo su entorno familiar: la adicción o drogodependencia.

En mi experiencia en la terapia con personas con adicción, me he dado cuenta de que  introducir a la familia del adicto en el proceso terapéutico, e incluso que ellos reciban también sesiones de psicoterapia es algo crucial. Cuando en una familia hay problemas de adicción, se establecen una serie de dinámicas familiares, y es muy importante tomar conciencia de ellas e introducir los cambios que ayuden a la persona que consume a lograr su recuperación, y a ayudar a los miembros de la familia que están alrededor.

Las características que se suelen repetir en la familia del adicto son:

1. FUSIÓN CON UN PROGENITOR: En ocasiones, hay un progenitor (fundamentalmente la madre) que se ha solapado con su hijo/a adicto/a, incluso aunque éste sea adulto, y se ha establecido una relación de dependencia y sobreprotección.

Algunos ejemplos de casos reales:  “Mi hijo ha dependido de mí siempre”, “mi madre no corta el cordón umbilical, parece que no quisiera que creciera, y así me tiene que cuidar toda la vida”, “se comporta como un adolescente”

2. AUSENCIA O POCA CONSISTENCIA EN CUANTO A LOS LÍMITES Y CONSECUENCIAS: En la familia del adicto, no se han establecido unos límites o consecuencias claras en relación a los comportamientos que son aceptados ono en el hogar. Por ejemplo, algo habitual es que se paguen las deudas que el adicto acumula: “si no le pago lo que debe, le podría pasar algo”, “yo le doy algo de dinero ya que no tiene ingresos”. O que no tenga ningún tipo de responsabilidades en la casa: “le sigo haciendo yo la cama”

3. DIFERENCIAS DE ACTUACIÓN ENTRE MIEMBROS: en la misma familia del adicto suelen existir distintos roles: “cuidador”, “permisivo”, “salvador” (Véase http://www.mariapsicologamadrid.com/blog/2014/12/3/salvador-perseguidor-victima-roles). Ej: “Pobrecito”, “hay que echarle a la calle”, “yo le voy a sacar de las drogas”, “qué has hecho, dónde has estado, qué has tomado…”

4. PREVALECE LA ACCIÓN FRENTE A LA PALABRA: malos entendidos, confusión, contradicción entre los hechos y las palabras.   

5.   SECRETOS FAMILIARES/OCULTACIÓN: “Para qué preocupar al resto…”, “qué pensarán de nosotros”, “mejor no lo contamos a …”. El secreto aísla aún más a la familia del adicto.

6. ROL CODEPENDIENTE: suele haber en la familia del adicto una persona que está muy ligada a él, y que acaba organizando su propia vida girando en la del adicto. Ej: “Hasta que no viene no me acuesto”, “es muy débil, necesita de mi ayuda”…

7.SENTIMIENTOS DE LA FAMILIA DEL ADICTO:

  • CULPA: “lo he hecho muy mal, es un fracaso mío, no les he dado el cariño suficiente”.

  • VERGÜENZA: “qué pensarán los vecinos sobre nosotros”, "somos un fracaso de familia"

  • TRISTEZA: “pobrecito”, “cómo se va a quedar sin dinero”

  • ENFADO: “no quiero ni verle”, “ya no soporto sus comportamientos”

  • MIEDO: “¿Y si le pasa algo?, ¿y si se muere en uno de los consumos?”

  • DESCONFIANZA: “nunca dejará de beber”

  • IMPOTENCIA: tras intentos fallidos de tratamientos. Va muy ligada a la frustración.

    8. ETIQUETAR DE MANERA NEGATIVA AL ADICTO: “débil”, “rebelde”, “siempre fue el más difícil”, “conflictivo”, “desobediente”.

9. AMBIVALENCIA EN CUANTO A LAS SOLUCIONES: pensar que es posible y a la vez no lo es que deje de consumir. “Es incurable, no va a servir de nada esto, puede ser que lo acabe dejando”.

10. OTRO MIEMBRO DE LA FAMILIA ES “EXITOSO”: normalmente en la familia del adicto se da que uno de los hermanos es todo lo contrario al adicto, es responsable, exitoso, tiene una vida equilibrada… Esto levanta muchos celos en el adicto.

Estas son algunas de las características que presenta la familia del adicto, y que animo a pararse a pensar en cada una de ellas. En el siguiente post comentaré cuáles son las actitudes de la familia del adicto que pueden promover el mantenimiento de la adicción y cuáles son las favorecedoras de la abstinencia y la superación de la adicción.

Si la persona adicta no quiere pedir ayuda, animo a todo familiar que esté sufriendo a que sí pueda hacerlo.

Autor: 
Maria Gutierrez