MANUAL DE DESAYUDA PARA MEJORAR TU PAREJA (INTRODUCCIÓN) I

Este manual perjudica gravemente la salud de tu pareja.

Introducción.

Internet está lleno de páginas web, blogs, artículos y libros de autoayuda con las claves y consejos mágicos, entre 5 y 12 normalmente, con las que poder “salvar”, “fortalecer” o “mejorar” nuestra relación de pareja. Es tal el fervor que si escribimos “Como mejorar nuestra relación de pareja” obtenemos 64.400.000 resultados. Sin embargo cuando escribimos “Como empeorar nuestra relación de pareja” solo obtenemos 3.470.000 resultados. Incluso si ponemos “como empeorar tu relación de pareja” Google te sugiere, o te corrige, para que reescribas “mejorar” en lugar de “empeorar”.

Quizá vayamos demasiado rápido y antes de querer mejorar ayude a la pareja saber que es lo ya no funciona o que es lo que la díada podría hacer para empeorar un poquito más su relación. No son pocas las parejas que acuden a consulta y que antes de diPsicólogo en Bilbao de parejascutir como comenzar a mejorar, exploran que es lo que han llevado a cabo para mejorar (y no ha dado resultado) y que está en sus manos para empeorar. Si quiero enderezar algo primero debo aprender a torcerlo aun más, es el juicio contenido en el texto clásico chino Tao Te King y convertido en tarea psicoterapéutica desde la Terapia Breve Estratégica con parejas. Únicamente dejar de hacer aquello que ya empeora nuestra relación y ser conscientes del sutil poder que tenemos para fastidiarnos un poco más la vida conyugal es un paso más que significativo. Dejar de hacer lo que uno hace y/o saber que es lo que puede hacer para continuar la espiral de destrucción y decadencia abre un espacio para nuevas formas de sentir, pensar y actuar en el seno de la pareja.

Continuad por este camino y sabed que clínica y científicamente se ha comprobado que tarde o temprano, vuestra relación de pareja será pasto de la ira, la tristeza, el asco o el miedo. No os apresuréis a cambiar nada con lo que os sentáis identificados a través de los siguientes artículos y capítulos. Al menos con dejar de hacer aquello que creéis que ayuda a amargar vuestra relación de pareja será más que suficiente como pequeño gran paso. Por otro lado, si la dependencia a sabotear vuestra propia relación de pareja es tal que ni siquiera sois capaces de comenzar a dejar de realizar eso que alimenta el embrollo, la destrucción, la melancolía, la apatía, el odio, el desapego, la antipatía o la repugnancia…, comenzad a buscar un buen terapeuta de pareja. Si ya habéis invertido todas vuestras fuerzas en amargaros la vida y ya no queda atisbo de energía para dejar de destruir vuestra relación pero tampoco para descolgar el teléfono y concertar una cita para comenzar una terapia de pareja, sacad un último aliento y llamad a un buen abogado que os oriente, siempre podréis pasar de amargaros la vida en el salón de casa a la sala de un juzgado.

Por este motivo, a través de una serie de artículos a lo largo de las diferentes áreas de la vida de la pareja, iremos desarrollando que es lo que pueden hacer sus miembros para asentar las bases para crear una relación espeluznantemente infernal que se mantenga hasta que la muerte los separe o un buen juez en los mejores casos.

Esta serie de artículos configurarán no un “libro de autoayuda” para conocer como atormentarse en pareja, sino un manual mucho más rico y completo ya que de la autoayuda pasaremos a la heteroayuda. No nos quedaremos únicamente en ayudarnos a nosotros mismo, sino que ayudaremos a nuestro amado o amada y nos dejaremos ayudar a su vez por él o ella, en el exquisito arte de amargar nuestra vida de pareja. Esta serie de artículos de “heteroayuda” para la pareja los encontraréis escritos de manera paradójica, irónica e incluso sarcástica, pero no de forma extravagante o incoherente. Esta aclaración tiene su razMejorar relación de pareja Bilbaoón de ser ya que a pesar del tono irónico escogido, cada uno de los temas que serán tratados se basan en estudios seriamente desarrollados y en lo observado en la consulta y práctica clínica con individuos y parejas a lo largo de nuestra formación y experiencia.

El objetivo es que vosotros como miembros de una pareja podáis identificar aquellos elementos como conductas interaccionales, pensamientos o emociones que ya ponéis en práctica para destruir esa relación que quizá llegasteis a construir en el pasado. Si al menos llegasteis a construir algo, estáis de enhorabuena, hay parejas que nunca llegaron construir nada en su pasado, después se encuentran con la desagradable sensación de que no tienen nada que destruir, pero tampoco nada que reconstruir.

Con objeto de ordenar el conjunto de técnicas y estrategias, los siguientes artículos serán organizados en base a diferentes dominios y áreas del funcionamiento de la pareja como la comunicación e interacción, la organización y el desarrollo, la erótica y sexualidad, el ocio y tiempo libre, las creencias y valores, el compromiso y la infidelidad, la economía, la salud mental o incluso la propia biología.

Antes de comenzar a leer, tened en cuenta que el conjunto de dinámicas y patrones de interacción que serán desarrollados serán en su mayoría estrategias profundamente sutiles y contundentes para hundir parejas, pero que no funcionan de manera letal y fulminante. Si algo hemos aprendido en el trabajo psicoterapéutico con individuos y parejas es como el arte de amargarse la vida es un arte pausado y acompasado. Incluso ante las circunstancias y ocurrencias más grotescas las relaciones pueden quedar dando coletazos durante décadas antes de sucumbir finalmente ante el lento agonizar, siempre y cuando terminen falleciendo.

Finalmente, no confundid nuestro tono irónico con impertinencia. No es nuestra intención herir susceptibilidades sino llegar a que las parejas puedan verdaderamente elegir el camino a seguir para ellas mismas, no vaya a ser que con tanto libro de autoayuda lleguen a creer la existencia de una única forma de vivir, la del bienestar, el amor, la comprensión, el deseo o la felicidad en pareja. Existe la posibilidad de tomar otros caminos, aquellos que llevan al infierno, al aburrimiento rutinario, a la sala de terapia o al juzgado. Únicamente es cuestión de esforzarse un poco más o quizá dejar de hacerlo, lo veremos poco a poco, no vaya a ser que como pareja empeoremos demasiado rápido.

Autor: 
irrika