Mejorar tu vida con las 12 leyes del Karma

A la hora de cambiar y modificar a positivo nuestra existencia sabemos que existen imnumerables técnicas efectivas, aquellas que además nos suponen un apoyo extra motivacional en nuestro crecimiento personal. Una de las que más empleo es la filosofía budista, y más concretamente en mi día a día la aplicación de la “ley del Karma”. Eso que seguro conoces como “recoges lo que cosechas”. En mi propia vida me he dado cuenta que esto exactamente es lo que sucede. Por suerte :)

Por eso, hoy te regalo una herramienta que a mi misma me ha servido para sentirme plena, muy agradecida ante la inmensidad del universo y el compartir contigo todo mi corazón. Empezaré contándote que la palabra karma significa acción y trata de un tipo de fuerza infinita e invisible. Su origen reside directamente de la consecuencia de las acciones que llevamos a cabo los seres humanos. El karma se basa en doce leyes, las cuales nos permiten comprender el sentido espiritual de nuestra existencia.

Ya sabes que me encanta recordarte que los seres humanos tenemos el poder de elegir y decidir cómo queremos actuar ante nuestra vida. Podemos elegir hacer el bien o el mal dependiendo de cómo sintamos y las consecuencias que creamos tienen nuestras acciones sobre el entorno y los demás, de las que somos siempre responsables. Hoy te traigo las 12 leyes del Karma para mejorar tu vida y ser interior:

 

Ley de la conexión

El presente – pasado y futuro están interconectados. Cualquier acción que llevamos acabo, por muy pequeñita que sea está conectada con el universo. Con esto nos referimos a que todo tiene un proceso y cualquier paso que nos saltemos en el mismo precede, por naturaleza al siguiente. De ahí que sean todos igual de importantes para alcanzar aquello que anhelamos.

Ley de la humildad

Detendremos nuestra elevación y desarrollo personal si tan solo tenemos en cuenta las acciones poco positivas de aquellos que nos rodean. Si no aceptamos que los primeros imperfectos somos nosotros, tanto con nuestros aspectos como actitudes, no podremos continuar con nuestro proceso evolutivo como ser. Para ello es necesario trabajar desde la humildad cada día.

Ley de la creación

Crear es la base de la vida. De ahí que estemos dotados de todas las herramientas necesarias para ser creativos. ¿Qué sucede cuando no permitimos alas a nuestra creatividad? Que nuestro corazón se entristece al no permitirle formar parte del universo haciendo y deshaciendo. Creamos cada pedacito de existencia, formando parte así de un todo y nuestras propias opciones en la misma de forma personal. 

Ley de responsabilidad

Aquello que consideramos a nuestro alrededor poco positivo es porque en nosotros reside lo mismo o parecido. Todo lo que criticamos y observamos con opinión nos centramos en ello por ser nuestro propio reflejo. Recuerda que vives lo que eres. Si no te gusta tu escenario vital, relaciones y experiencias, tienes el poder de cambiarlas cuando desees. Tú mismo, sin culpar a nadie más y tomando una actitud por ello de responsabilidad.

Ley de la paciencia y de la recompensa

Una ley que en mi vida me costó comprender, y a muchos en pleno siglo XXI con tanto “de aquí para allá” priorizando el tiempo por encima de los sentimientos, pasamos por alto. Pensamos que lo que hacemos tenemos que obtener recompensa en el momento. No nos educan acompañados de la paciencia y perseverancia. Por eso, es necesario recordar que cuanto más dedicación y esfuerzo pongamos en eso que deseamos, mayor será el premio.

Reconocer en qué momento y lugar se encuentra nuestra persona en el mundo nos permite reconocer así nuestro propio esfuerzo y ser recompensados por ello en el momento oportuno. 

Ley del crecimiento

Como anteriormente te compartía, tenemos la responsabilidad de cambiar nuestro interior y aquello que nos rodea para crecer tanto espiritualmente como evolutivamente. Para crecer necesitamos cambiar nuestro ser. De esa forma nuestra existencia y día a día comenzará a cambiar a positivo e increíblemente.

Ley del enfoque

El karma nos enseña a que cuando construimos un camino tenemos que ir paso por paso. No podemos centrarnos en dos cosas a la vez, al igual que no podemos enforcarnos en dos mismos pensamientos al mismo tiempo.  Si no tenemos en cuenta esto, podemos ir olvidando nuestro sueño y dejar paso a emociones como la frustración, la ira y la inseguridad.

 

descarga

Ley del dar y la hospitalidad

Aprender a dar y compartir lo aprendido poniéndolo en práctica es algo que debemos llevar a cabo. Enriquecemos así nuestro universo y materializamos aquello que consideramos verdadero en nuestro corazón.

Ley de la importancia y de la inspiración

Me encanta recordarte que tu vida y el valor de nuestros éxitos o errores es proporcional a la intención/energía que empleamos para ello. En otras leyes hablamos que cada uno de nosotros estamos contribuyendo individualmente a un todo, de ahí que nuestras acciones tengan que tener calidad y sobre todo mucho amor, pasando por alto la mediocridad.

Ley del cambio

El budismo sigue el mantra de que hasta que no aprendamos e integremos en nuestro día a día aquello que debemos aprender, nuestras vidas futuras se repetirán con la misma misión. Recuerda que si una experiencia o emoción negativa se presenta repetidamente es porque en ella hay algún aprendizaje que debemos adquirir. De esta forma además estamos construyendo nuestro camino de vida.

Ley del aquí y el ahora

Si el pasado-presente y futuro están interrelacionados entre sí, lo mismo sucede con el aquí y ahora. Pasamos por alto habitualmente el momento, que implica el todo. Tomar consciencia de cómo nos sentimos y hacia donde vamos en el momento presente nos permite emprender los pasos adecuados que nos acercan a nuestros sueños, mejorando y avanzando nuestro espíritu.  

La gran ley del Karma

Como te comentaba anteriormente, esta ley la podemos resumir en “cosechamos lo que sembramos”. Muchos la hemos conocido como la ley de causa y efecto. Lo que es lo mismo, el universo nos devuelve lo que le entregamos. A modo de ejemplo, si das amor la vida te entregará amor, pero si entregas emociones y pensamientos negativos recibirás eso mismo en mayor cantidad. Hazte la preciosa pregunta de ¿qué quiero dar a los demás y dejar aquí abajo?

The post Mejorar tu vida con las 12 leyes del Karma appeared first on Paula Díaz Coaching.

Autor: 
pauladiaz