Mi pareja no me hace caso

Mi pareja no me hace caso

Uno de los principales problemas que encontramos terapia cuando una pareja acude a sesión es esta misma, “mi pareja me tiene olvidada, solo se dedica a su trabajo”, “pasa de mí todo el tiempo”. Este problema puede deberse a varios factores, es fácil caer en la rutina y en las obligaciones del día a día, el interés y el esfuerzo que en sus inicios se dedicaba a conquistar a la pareja, pasa a un segundo plano. Es común y corre cierto riesgo de que suceda, cuando aparece una tercera persona en el núcleo familiar, la llegada de los hijos, es mucho el tiempo que hay que dedicar en sus cuidados, requieren de mucha atención y esto puede hacer que la relación de pareja se quede en un segundo plano.

En muchas ocasiones, espair-707509_960_720 algo que pasa desapercibido y no supone un problema para la misma, pero a medida que el tiempo pasa y la pareja se acomoda a la rutina genera sus costes. Para conseguir un equilibrio es necesario aceptar esta realidad, conocer que el tiempo y las prioridades no son las mismas, pero que a pesar de ello la pareja sigue siendo igual de importante.

Como hemos comentado en artículos anteriores, es necesario hacer consciente al otro miembro de la pareja de este problema, expresarle el coste que supone la relación de pareja y que la desmotivación por continuar disminuye. Es importante, informar siempre de ello, pues en ocasiones cometemos el error “de leer el pensamiento” y damos por hecho que el otro miembro tiene que saber lo que uno siente o piensa.

La clave principal, es poder expresar el desacuerdo ante la pareja para poder llevar a cabo las soluciones, cuando se hace consciente este hecho hay que volver a incrementar las interacciones positivas entre la pareja y hacer porque los refuerzos entre ambos se den con mayor frecuencia, no hay problema en que al principio parezca que estamos forzando este hecho y se perciba como algo que no surge de manera espontánea  y natural, es necesario que se incremente esta conducta para que se vea el refuerzo de esos detalles y de lo que supone la experiencia de dar a la pareja. Os dejamos el link donde explicamos cómo aprender el modo de llevar a cabo estas técnicas.

Un aspecto importante en las relaciones de pareja es el modo en que nos comunicamos con el otro, como le trasmitimos nuestra preocupación y potenciamos con ello una comunicación adecuada. Hay que recordar, que muchas veces los motivos de que “la pwork-2005640_960_720areja no nos haga caso”, está fuera de la misma, y es un factor externo el trabajo o la falta de organizarse la que puede influir en ello.

Otras veces, se trata de cuestión de prioridades tema principal del vídeo de la semana, como establecer las prioridades dentro de la pareja, para ello es necesario desarrollar cierto equilibrio que facilite por un lado la vida en pareja, en familia e individual. El único problema es que a veces no es fácil gestionar este tiempo, incluso hacerle ver a mi pareja que lo necesito sin que lo vea como una amenaza.

El último de todos los casos, el que más se teme y se convierte en la principal amenaza, es cuando realmente la pareja “no esta tan pendiente” porque la relación ha dejado de tener éxito, y la motivación por recuperar a la pareja deja de ser algo prioritario, por ello, es importante comunicar al otro miembro cuando esto ocurre, ya que la “lectura de mente” puede hacer jugar malas pasadas e incluso responsabilizarse de dichos actos o conductas.

La entrada Mi pareja no me hace caso aparece primero en .

Autor: 
Consejo y Salud MMG Psicología