POR QUÉ LAS PAREJAS EN CRISIS VIAJAN MÁS (Y NO DEBERÍAN)

A pesar de que hay estudios que revelan que un tanto por ciento significativo de las parejas que viajaron estando en crisis, se reconciliaron, también se ha notado un acusado incremento de aquellos que viajan para solucionar problemas cotidianos. ¿O, más bien, para huir de ellos? La vida diaria y la rutina son muy diferentes para la pareja de lo que es una escapada romántica. Por otra parte, cada vez son más las parejas que viajan por separado (aunque puede haber múltiples razones para ello como el hecho de que cada vez exista más independencia en la pareja o que se mantengan los amigos y la familia como compartimentos separados de la relación). En cualquier caso, sopesamos por qué las parejas en crisis viajan más y por qué puede ser contraproducente.

Días de Vino y Rosas: resucitar la relación con la fiesta y el ruido

¿Quién puede estar enfadado en una playa de Cancún mientras toma un Daikiri? Eso es lo que se han dicho a sí mismas miles de parejas, ¡Y acertaron! Según un estudio del buscador de viajes de Rumbo.es 1 de cada 10 parejas que viajaron en crisis se reconciliaron. Entendemos que la página de viajes quiere vender billetes pero, ¿Qué es lo que no se dice en este estudio? Pues que 9 de cada 10 parejas que viajaron en crisis sentimental, rompieron la relación. Es decir, el viaje no solo no ayudó a arreglar sus diferencias sino que puso sobre la mesa todo aquello que les faltaba. ¿Cómo lo hizo?

De repente, tenemos sexo. De repente, no

Prácticamente la mitad de las parejas tuvieron más sexo durante sus vacaciones (un 44,90%) según el mismo estudio. Nuevamente, lo que no se ve es que, por una parte, eso significa que más de la mitad no mejoraron en vacaciones esta dimensión de la pareja y que el tanto por ciento que si lo logró, no volvería a tener tanto sexo hasta su próxima escapada.

Conclusión: Cuando se viaja con la pareja en crisis puede que se tenga más sexo pero al regresar a casa todo vuelve a la normalidad por lo que el choque puede ser tan grande que, definitivamente, rompa la relación.

Si deseas información sobre
la Terapia de Pareja

Nos queremos más que nadie…hasta que pasen las vacaciones

Por qué las parejas en crisis viajan más, y no deberían-3.15.01.2018

Seguramente todos tengamos algún amigo o familiar al que le haya pasado; han roto la relación nada más volver de un viaje. Es muy común que esto suceda debido a que durante un viaje somos más relajados y se nos pasan los problemas cotidianos pero, ¡Cuidado! Porque estos regresan después con más fuerza. La gran diferencia que existe entre viajar en pareja estando bien y estando mal, es que se cree que las vacaciones solucionarán unos problemas que requieren de comunicación, compromiso y paciencia.

Según un artículo del Instituto de Política Familiar  hay varios motivos por los que aumentan las rupturas durante las vacaciones:

  • Porque se cree que las vacaciones serán las que resuelvan los problemas
  • Porque se pasa más tiempo con la pareja y se pueden multiplicar las discusiones
  • Ambos salís de la zona de confort y eso genera tensión
  • Reaparecen problemas sexuales sin resolver

Concluyendo, cuando tenemos más tiempo para invertir en nuestra relación, podemos hacerlo y que todo funcione pero también puede (y suele) suceder que una mayor cantidad de tiempo libre traiga como resultado que nos demos cuenta de que no era ni el estrés, ni el trabajo lo que hacía que la relación no funcionara sino que la relación no funcionaba. En esos casos las vacaciones pueden hacer que aflore el problema real de la pareja.

Autora: Alex Bayorti (colaboradora de nuestro Blog)

Autor: 
Esther