Realidades y mitos del suicidio

Realidades y mitos del suicidio 

El suicidio es uno de los principales motivos de causa de muerte en la mayoría de países, pero hoy día sigue envuelto en mitos y falsedades tanto para muchos profesionales como para la población en general.  Conocer la verdad es imprescindible para poder actuar.

black-and-white-person-woman-girlEn el artículo de hoy trataremos  sobre los diferentes mitos que hoy en día podemos seguir escuchando en la sociedad, son criterios equivocados pero culturalmente aceptados. Estas creencias pueden conllevar a serias consecuencias, pueden hacer que no se detecte el riego real de muerte que eso dificulta la valoración y con ello el trabajo y tratamiento del caso.

Algunos de los mitos de los que hablaremos son los siguientes:

  1. El que se quiere matar no lo dice.

Un alto porcentaje de las personas que se suicidan dijeron claramente sus propósitos y dejaron ver el plan que tenían establecido, es cierto que para ello hay que conocer y valorar las señales de alarma. El tener este enfoque equivocado puede hacer que no se preste atención a las personas con un intento o idea. Es importante prestar atención a cada indicio o amenaza que se observe o se diga.

  1. El suicidio es algo impulsivo

Casi siempre existen signos directos o indirectos, verbales o no. El acto puede llegar a ser algo impulsivo pero la ideación no lo es. Hay que conocer cuáles son esos factores de riesgo o las señales de alarma para detectar un caso de suicidio.

  1. Preguntar a una persona si se va a suicidar, puede inducir a ello.

Muchas veces puede el temor y el miedo a no saber intervenir adecuadamente, pero lo que sucede es justo lo contrario, al hablar sobre ello les ayuda a aliviar la tensión y ansiedad sobre el sentimiento, por lo que el riesgo disminuye.

  1. El suicidio se hereda, es algo que viene de familia.

Hoy día, no se ha descubierto el gen del suicidio, lo que sí se puede heredar es una predisposición a padecer una cierta enfermedad mental, pero dependerá de múltiples factores el llegar al suicidio o no. Esta influido por factores ambientales e individuales.El creer este mito puede hacer que aquello que está determinado por la herencia no se puede modificar.

  1. El comportamiento autodestructivo o el intento de suicidio, es solo una llamada de atención.

Todo comportamiento autodestructivo es grave y puede llegar a ser letal, no se puede considerar como una llamada de atención hay que prestar atención a la demanda y valorar el riesgo de sufrimiento, pues es cierto que necesita de ayuda profesional.

  1. Solo las personas que tienen un problema grave se suicidan.

El suicidio es multicausal y la acumulación de muchos problemas pequeños puede llevar al suicidio. El dolor es algo que no se puede comparar quizás para lo que a alguien puede ser algo mínimo y sin importancia, para otra persona en cambio puede ser algo catastrófico.

  1. Cuando una depresión grave mejora, desaparece el riesgo de suicidio.SUICIDIO

Este mito puede hacer que muchos familiares dejen de prestar atención a una crisis por creer que el peligro ya ha pasado, pero hay un número significativo de suicidios que se producen tras una mejoría en el estado de ánimo.

  1. Una vez que alguien se encuentra al borde del suicidio, siempre seguirá con esa idea.

Las personas que quieren suicidarse pueden pensar en ello durante un tiempo limitado, muchas veces existe un sentimiento ambivalente entre morir o querer vivir. Las crisis pueden durar días a veces incluso semanas, por lo que es muy importante saber detectarlas.

  1. Solo se suicidan los ricos (o los pobres)

Ni la riqueza, ni la pobreza son variables que te hagan estar a salvo del sufrimiento emocional. El suicidio está representado proporcionalmente por todos los niveles sociales.

  1. La prevención del suicidio es solo tarea de psicólogos o psiquiatras

Cualquier persona interesada, con capacidad de escucha y empatía puede ser un gran colaborador. Los programas que mejor han funcionado en la prevención son los multidisciplinares.

Debido a todos estos mitos podemos destacar algunas conclusiones, siempre debemos tomar en serio cualquier indicio o amenaza de suicidio, es muy importante facilitar a la persona su expresión de sentimientos, recuerda que un alto porcentaje está en una ambivalencia entre la vida y la muerte.

Si quieres formarte sobre el suicidio, te invitamos a que conozcas nuestro curso formativo “El suicidio: ¿Cómo abordarlo?”   

Y Por último, recordar que el suicidio es algo que puede prevenirse, por lo que el vídeo de la semana tratará sobre algunas pautas o recomendaciones básicas que pueden ayudarnos a conocer mejor un caso de suicidio y a tener algunas estrategias de actuación.

¡Esperamos que os haya sido de gran utilidad! Y recordar que podéis seguir proponiéndonos temas de interés. ¡Muchas gracias! ¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales.!

La entrada Realidades y mitos del suicidio aparece primero en .

Autor: 
Consejo y Salud MMG Psicología