REFLEXIONES SOBRE MINDFULNESS II

Vivir centrado en el momento presente, prestando atención plena a los instantes, liberando nuestra mente de preocupaciones,  nos permite vivir más plenamente, con más energía, más conscientes y nos permite darnos cuenta de que la vida es relativa, y que todo depende de la actitud con que se “mira”.  A menudo esta actitud está determinada por experiencias infantiles.

Actividades relacionadas con el arte como la música, la pintura, la fotografía, la escritura, escultura, etc. permiten entrenar nuestro nivel de concentración para conectar con nuestro Ser Real. 
Cuando presto atención al momento presente mi experiencia vital cambia, puedo sentir plenamente al otro, y a mí  mismo, llenándome de energía. Cuando centro mi atención en mis pensamientos, emociones y sensaciones en este preciso instante puedo saber y descubrir quién soy, aceptando aquello que acontece y decidiendo tomar una actitud de aceptación (diferente de resignación), precursora del cambio, indispensable para el desarrollo personal.
Como no como cualquier adquisición de destrezas psicológicas requiere de un entrenamiento y atención consciente. Entrenarse en Mindfulness ayuda a gestionar el estrés y a prevenir la depresión.

 

Autor: 
Elena