Ser más padres que nunca -¿Cómo reforzar la educación académica de nuestros hijos?

Es importante, hoy, en estos tiempos de comunicación abundante, a veces caótica, comprometernos como padres con la educación de nuestros hijos, más allá de enviarlos al colegio y ayudarle con los deberes cada tarde. Un niño cuya familia esté involucrada con su educación académica, será un niño que destacará mucho más, ¿pero cómo podemos hacerlo? ¿Cómo lograr crear un vínculo fuerte que nos permita apoyar a nuestros hijos? Lo cierto es que no hay un método seguro, pues cada caso es distinto, pero sí que hay varios consejos que nos pueden guiar.

Empecemos por identificar las clases que más trabajo le cuestan y reforzarlas por las tardes. Nuestros hijos pueden ser excelentes alumnos en las asignaturas que les gustan y pueden ser desatentos con las que les generan poco interés. Esto no significa que no sean buenos estudiantes, sino que necesitan un empujón, para ello existen aplicaciones que te pueden facilitar la búsqueda con solo indicar en qué ciudad en la que vives. Por ejemplo, encuentra en Barcelona profesores particulares de matemáticas, física o cualquiera que tu hijo necesite. Es muy práctico porque puede estudiar en casa y tendrá atención académica únicamente para él.

Por otro lado, involucrarse implica saber quiénes son sus profesores, conversar con ellos sobre el desempeño del niño, mostrarle nuestras inquietudes y hacerle las preguntas que necesitemos para poder apoyarlo mejor desde casa. Una colaboración constante con los maestros de nuestros hijos nos permitirá identificar problemas pronto y complementar el contenido que les enseñan en la escuela. Asimismo, es importante asistir a las conferencias de padres y reuniones de padres y maestros, que son oportunidades perfectas para conocer a los otros padres y compartir con ellos inquietudes y aciertos.

La comunicación constante con los maestros nos permitirá saber cómo van los niños/as en cada asignatura,  saber si tienen problemas para leer o si están a la par del resto de niños. Esto es importante, sobre todo para saber si necesitan algún tipo de ayuda especial además de profesores particulares. Los reportes académicos también son muy útiles para evaluar su desempeño continuo y saber si necesitan ayuda o no.

Por último es importante convertirnos en su apoyo en casa, ayudándoles a estudiar para las pruebas y a preparar los deberes.  Si podemos, enséñarles hábitos de estudio, rutinas y consejos para estudiar de manera que entiendan y contextualicen cada aprendizaje, es la forma más efectiva para que el conocimiento sea permanente y no pasajero. Mantener siempre una escucha activa; ganarnos la confianza de nuestros hijos, son cosas fudamentales para comunicarnos con ellos de forma acertada y poder apoyarles y ayudarles en momentos de crisis.

(Artículo patrocinado)

Autor: 
Dolors Reig