TEST CLÍNICOS Y DE PERSONALIDAD: LIMITACIONES EN EL CONTEXTO JUDICIAL Y FORENSE.

LIMITACIONES DE LOS TEST CLÍNICOS Y DE LA PERSONALIDAD EN EL CONTEXTO JUDICIAL.

Consideraciones científicas. Según la Guía de Buenas Prácticas para la elaboración de informes psicológicos y periciales sobre custodia y régimen de visita de menores (Chacón et al, 2009), el uso de tests clínicos o de personalidad tiene serias limitaciones en nuestro contexto de evaluación: 
 

• Baja fiabilidad de las pruebas psicométricas a causa de la elevada distorsión motivacional que comúnmente presentan los padres inmersos en un proceso contencioso.
• Escasa capacidad predictiva de la competencia o de la capacidad parental.
• Alta frecuencia de indicadores de desajuste contingentes a la propia crisis de pareja, a menudo más circunstanciales que con entidad realmente psicopatológica.
• Alto riesgo de instrumentalización en la contienda legal, a causa de su halo científico: la creencia por parte de los no expertos, entre ellos los profesionales del derecho, de que los tests son enteramente objetivos y permiten ' escrutar' la mente de las personas.
Por todas las causas expuestas, se hace necesario advertir, y así lo señalan también las Directrices Relativas Específicamente a Evaluaciones de Custodia de Menores (APA, 2010), que no se debe abusar del uso de pruebas clínicas o de personalidad, que éstas deben entenderse como una fuente de información secundaria o complementaria y que no se deben interpretar rígidamente sus resultados, cuyo alcance y valor predictivo, salvo en caso de puntuaciones muy extremas, es bastante limitado en cuanto a la competencia parental. Cuando se utilicen, deben primarse, en el caso de los padres, aquellos cuestionarios que permitan evaluar rasgos específicos de la personalidad relacionados con la competencia parental. Según Ramirez, (2003) la evaluación psicosocial en procedimientos de custodia disputada ha de incluir la valoración del desajuste psicológico parental, incluyendo: antecedentes personales y/o familiares de trastornos psicológicos, trastornos asociados a la crisis matrimonial, incidencia en el plano familiar y laboral y abordaje psico-farmacológico y relacionarlo con su posible influencia sobre las habilidades parentales concretas en cada progenitor.

Ignacio González Sarrió.
Doctor en Psicología Jurídica.
Perito judicial y forense.
NºCol.cv06179.
Coordinador Grupos de Trabajo en Psicología Jurídica.
http://psicolegalyforense.blogspot.com
696102043
Valencia.

Bibliografía. 
American Psychological Association APA (2010). Guidelines for child custody evaluations in family low proceedings. American Psychological Association Vol. 65, 863-867.

Arce y Fariña, 2005. Peritación psicológica de la credibilidad del testimonio, la huella psíquica y la simulación: El Sistema de Evaluación Global (SEG). Papeles del Psicólogo, 2005. Vol. (26), (92).
COPM, (2009). Guía de buenas prácticas para la elaboración de informes psicológicos periciales sobre custodia y régimen de visitas de menores. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. 2009.
Esbec y Gómez- Jarabo, 2000. Psicología forense y tratamiento jurídico legal de la discapacidad. Edisofer S.L. 2000.
Ramírez, 2003. La evaluación psicosocial sobre guarda y custodia en el contexto contencioso.


Autor: 
noreply@blogger.com (Ignacio González Sarrió.)